La deuda europea hace tambalear las bolsas

Los mercados de valores mundiales sufrieron fuertes descensos este jueves, como consecuencia de la preocupación sobre la efectividad de los esfuerzos de los gobiernos europeos para hacer frente a sus deudas.

Después de una jornada a la baja en Asia y Europa, Wall Street cayó por el miedo a un contagio de la crisis de la deuda europea y por la reforma financiera que se debate en el Senado.

Los principes estadounidenses sufrieron grandes retrocesos: el Dow Jones de empresas industriales experimentó el mayor descenso en un solo día desde febrero de 2009, cayendo 376 puntos; el índice Standards and Poors 500 y el Nasdaq descendieron alrededor del 4%.

Antes, en Frankfurt el índice Dax había caído un 2,9%, mientras que en París el Cac 40 lo hizo en un 3,5% y en Londres el FTSE 100 cerró con un 2,6% de retroceso.

Parte de los temores del mercado fueron causados por la advertencia de la canciller de Alemania, Angela Merkel, quien el miércoles advirtió que el euro estaba «en peligro».

Merkel también compartió su receta para los problemas financieros del planeta, que incluiría más disciplina presupuestaria y una mayor regulación de los mercados.

La canciller alemana, quien además favorece un impuesto global a las transacciones financieras, habló además de la importancia de la unidad europea.

Pero según el periodista Steve Rosenberg, esa unidad no es evidente.

Tan sólo un día después de la advertencia de Merkel el ministro de Finanzas de Francia negó que el euro estuviera en peligro.

Y la decisión de Alemania de prohibir ciertas transacciones especulativas -en especial las ventas al descubierto de deuda pública de la Eurozona- no fue consultada con sus socios europeos.

En cualquier caso, los inversionistas no respondieron favorablemente a la medida. Y algunos expresaron su preocupación de que los persistentes problemas de deuda, tan claramente ilustrados por el caso de Grecia, pudieran llevar a la economía mundial a una nueva recesión.

En la Bolsa de Nueva York, el Dow Jones abrió con una pérdida del 2,5%.

El clima en Estados Unidos tampoco se vio favorecido por noticias de un aumento de las solicitudes de compensación por desempleo.

A pesar que se esperaba una disminución de las mismas, la semana pasada estas aumentaron a 471.000, para llegar su nivel más alto en los últimos tres meses.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.