La diabetes es una de las principales causas de muerte prematura en el mundo

diabetes2.jpgLa diabetes, afecta cerca de 250 millones de personas en todo el mundo y según estudios adelantados por la Federación Internacional de Diabetes, FID, y por la Organización Mundial de la Salud, OMS, para 2025 esa cifra aumentará de una manera alarmante, hasta alcanzar los 380 millones de humanos afectados. En Colombia, se cree que entre un millón y millón y medio padecen esta enfermedad, según cifras de la Fundación Colombiana de Diabetes

La diabetes cobra en el mundo tantas vidas como el VIH/SIDA pero existe una verdadera falta de conciencia sobre la amenaza que implica. Es una de las principales causas de muerte prematura en todo el mundo, pues se estima que cada diez segundos muere una persona por alguna causa relacionada con ella. La situación es tan delicada que: según la Organización Mundial de la Salud, esta enfermedad podría hacer que la esperanza de vida en todo el mundo se reduzca por primera vez en 200 años.
También se sabe que la diabetes crece con más rapidez en aquellas partes del mundo en las que la economía se encuentra en vías de desarrollo.  Siete de 10 países con mayor número de personas con diabetes pertenecen al mundo en desarrollo. La Federación Internacional de Diabetes, FID, predice que, para 2025, casi el 80% del total de casos de diabetes se encontrará en países de ingresos medios y bajos.
Diabetes es el término que se utiliza para denominar un grupo heterogéneo de enfermedades que tienen como elemento común una elevación de la glucosa en sangre (hiperglucemia), debido a que el páncreas no produce suficiente insulina o a una ineficiente acción de esta hormona, es decir, resistencia a la insulina. Como el papel de esta hormona en el cuerpo es el de ayudar a la glucosa a entrar en las células donde se produce la energía, su déficit o ausencia desencadena la elevación del azúcar en la sangre en niveles superiores a lo normal.
Cuando la glucemia está muy elevada, generalmente por encima de 180 mg/dl, la persona comienza a presentar sed, orinadera, pérdida de peso, visión borrosa, sensación de cansancio y debilidad. Según Iván Darío Escobar, Endocrinólogo,  y medico asesor de Novo Nordisk una tercera parte de las personas con diabetes tienen la enfermedad sin saberlo, probablemente no presentan síntomas porque los niveles de glucosa en sangre (glucemia) no están demasiado elevados. A aquellos que presenten estos síntomas o a aquellos con sobrepeso u obesidad, mayores de 45 años, sedentarias, que tienen antecedentes en la familia de diabetes y a aquellas mujeres que tuvieron previamente una diabetes gestacional, se les debe pedir una glucemia en ayuno y si el resultado es mayor o igual a 126 mg/dl se le hace el diagnóstico de diabetes.
Se trata de una enfermedad crónica que puede afectar por igual a hombres y mujeres de todas las razas, a cualquier edad.  Tanto la herencia genética como los factores ambientales influyen en gran medida en su desarrollo.
La diabetes tipo 1, también conocida como “juvenil”, puede aparecer en cualquier edad, pero en la mayoría de los casos afecta a los jóvenes (menores de 20 años) que tienen generalmente una complexión delgada, y a niños al inicio de la pubertad. Se caracteriza  el déficit de insulina es total y se trata con varias aplicaciones de esta hormona al día para cubrir los picos de glucosa de las comidas y mantener un buen control de la glucemia.
La diabetes tipo 2 afecta primordialmente a personas con sobrepeso u obesidad, sobre todo cuando el exceso de grasa está en la región abdominal, a los mayores de 45 años, a las personas sedentarias, a los que tienen antecedentes en la familia de diabetes y a aquellas mujeres que tuvieron previamente una diabetes gestacional.
Se caracteriza por la alteración y disminución progresiva de la secreción de insulina por parte de las células beta del páncreas y porque el organismo no aprovecha eficazmente la insulina que produce. Aunque muchas personas al comienzo logran controlarla con una dieta saludable, con actividad física y con medicamentos orales, otros requerirán desde un comienzo o en el curso de la enfermedad de la aplicación de insulina dada la disminución progresiva en la producción de esta hormona.
Según el médico internista, endocrinólogo, Iván Darío Calle, una diabetes mal controlada incrementa el riesgo de enfermedad cardiovascular (infarto del miocardio y accidente cerebrovascular) y de presentar retinopatía (daño en la retina de los ojos que puede llevar a ceguera), nefropatía (daño en los riñones que puede llevar a diálisis y trasplante renal) y neuropatía periférica (pérdida de la sensibilidad de los pies).
Todo lo anterior se puede prevenir o retardar con un buen control de la diabetes. Por lo tanto, resulta de vital importancia realizar visitas periódicas al médico, realizar actividad física frecuente y llevar un plan alimenticio adecuado.  Por fortuna, hoy existen en el mercado compañías dedicadas 100 % al cuidado de la salud, como Novo Nordisk, con sede en Dinamarca, que cuenta con la más amplia gama de productos para la diabetes en la industria farmacéutica, incluyendo los más avanzados en el área de la administración de insulina, comercializados en 179 naciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.