La eyaculación precoz altera la calidad de vida de los que la sufren y produce alteración de la relación de pareja, frustración, ansiedad y evasión de la intimidad

Por Narda Rodríguez S

Si usted eyacula antes o poco tiempo después de la penetración, o no puede controlar la eyaculación, está sufriendo de eyaculación precoz, una patología que trae consigo angustia, frustración y le lleva a evitar la intimidad sexual.

Pero la eyaculación no solo afecta al hombre, también tiene una incidencia directa sobre su pareja. Genera en la relación insatisfacción sexual, decepción y se convierte en la causa primaria de muchos conflictos interpersonales.

Los problemas de eyaculación son la disfunción sexual más frecuente y afecta alrededor del 30% de los hombres independiente de la edad, condición social o económica, en todo el mundo[i], así lo estableció Hernán Aponte, presidente de la Sociedad Colombiana de Urología en el lanzamiento de la Campaña Nacional “La Satisfacción debe llegar a tiempo. Los problemas de eyaculación precoz si tienen solución, consulte al urólogo”.

El Estudio Global de Actitudes y Conductas Sexuales (2005) señala que el 30% de los hombres estudiados en 29 países presentan o han presentado eyaculación precoz. Destaca que la prevalencia de esta enfermedad en Latinoamérica es de 28.3%, cifra que coincide con el estudio ISSM de Argentina (2004) que destaca que por países la incidencia es del 16% en Argentina y México, 32% en Brasil, 30% en Colombia y 20% Venezuela.

La eyaculación precoz puede presentarse por una alteración de la sensibilidad del pene, haciendo que este eyacule ante una mínima estimulación o bien por trastornos de neurotransmisores a nivel del sistema nervioso central, que alteran el proceso de eyaculación.  Se ha relacionado con problemas de hipertiroidismo e infecciones genitales, entre otras enfermedades.

Antiguamente se creía que procesos sicológicos o de aprendizaje podían producir la eyaculación precoz, pero las nuevas investigaciones han demostrado que factores genéticos y neurológicos, son las causas más frecuentes de esta patología.

La eyaculación precoz es la más frecuente de las disfunciones sexuales masculinas y:

 

  • Se da en todos los estratos socioeconómicos y culturales.
  • Se presenta en todo tipo de matrimonios y parejas,  y no depende de la calidad de estas.
  • No tiene relación con diversos síndromes psicopatológicos.
  • Suele darse en personas saludables.
  • Se encuentra una cierta tendencia a ser más frecuente en individuos ansiosos.
  • Los factores de riesgo de la disfunción eréctil no tienen relación ni son válidos para la eyaculación precoz.
  • Es más frecuente en jóvenes y en quienes tienen las relaciones sexuales espaciadas.
  • Existe una tendencia familiar – factor genético -.

Los tratamientos son locales, es decir, se aplican sobre el pene retardando la eyaculación. También existen los orales que pueden producir el mismo efecto.

¿QUÉ ES LA EYACULACIÓN PRECOZ?

La eyaculación precoz es la disfunción sexual masculina más frecuente en la cual el paciente eyacula en poco tiempo, generalmente antes de un minuto, y tiene incapacidad o franca dificultad para retardar la eyaculación. Esto trae frustración, ansiedad, problemas interpersonales con la pareja o evasión de la intimidad.

 

 

¿EN DÓNDE ESTÁ EL PROBLEMA?

Los avances en el conocimiento de la fisiología y de la enfermedad de la eyaculación precoz han sido sorprendentes.

Antiguamente se creía que pacientes con neurosis o a causa de un mal entrenamiento sexual, se convertían en eyaculadores precoces y se culpaba a la masturbación, al inicio de relaciones con prostitutas, entre otras cosas, como causa del problema.

Hoy sabemos que el control de la eyaculación precoz depende de unas sustancias que se producen en el cerebro llamadas neurotransmisores, entre estos la serotonina es la principal sustancia que regula la eyaculación.

Las áreas Medial Preóptica (MPOA) y el Núcleo Paraventricular (PVN) del hipotálamo en el cerebro juegan papel importante en la respuesta sexual del hombre. Ambos envían proyecciones al núcleo serotoninérgico Paragigantocelular en el tallo cerebral que ejercen una inhibición estimulante sobre la eyaculación a través de la medula espinal. Una alteración de este circuito produce la eyaculación precoz.

Algunos pacientes presentan hipersensibilidad del pene y esto hace que su respuesta eyaculatoria sea más rápida.

¿CÓMO SE CLASIFICA LA EYACULACIÓN PRECOZ?

Se clasifica en:

  • Primaria o de toda la vida, en la cual el paciente siempre ha sido eyaculador precoz y en esta puede haber un factor genético. Esta puede ser de origen central si la alteración está en la liberación de serotonina, o periférica si es por una hipersensibilidad peneana.

 

  • Secundaria o adquirida, en la cual el paciente se vuelve eyaculador precoz en un momento de su vida, y puede estar relacionada con enfermedad del tiroides (hipertiroidismo), infecciones del tracto genitourinario como prostatitis, epidimitis, uretritis y balanopostitis ó inflamación del prepucio o del glande. El 30% de los pacientes con disfunción eréctil son eyaculadores precoces.

CONSULTE AL URÓLOGO

Si usted padece eyaculación precoz no dude en consultar a su urólogo. El es el especialista capacitado para tratar esta condición luego de:

  • Generar una historia clínica y sexológica personal, de pareja, ambiental y cronológica.
  • Dar un diagnóstico preciso
  • Clasificar del tipo de eyaculación precoz que padece
  • Determinar su grado de hipersensibilidad
  • Ver si es un trastorno único o está relacionado con otras disfunciones
  • Conocer las causas de ansiedad y coadyuvantes que usted presente
  • Explicarle detalladamente la condición que padece


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.