La fundación Brad Pitt construye casas ecológicas y económicas para familias extensas

Por Karin Rives

Hace tres años, el actor y productor de películas de Hollywood Brad Pitt decidió ayudar a reconstruir un vecindario de escasos recursos en Nueva Orleáns que fue devastado por el Huracán Katrina en 2005. Hoy, su proyecto muestra que las casas que son eficientes en energía y ecológicas no sólo son factibles, sino que además pueden ser de precios accesibles con un poco de ayuda.

Make It Right (Hacerlo bien), la fundación que Pitt estableció para ayudar en la recuperación de la Novena Subdivisión Sur de Nueva Orleáns, hasta el momento ha completado 50 casas. Otras 30 están en construcción.

Esto logrará que la Novena Subdivisión Sur sea el vecindario sostenible más grande de hogares unifamiliares en el mundo, según el Consejo de Construcción Ecológica de Estados Unidos (USGBC).

A la fecha, cerca de 240 personas que huyeron cuando diques se rompieron y destruyeron sus hogares han podido retornar. El vecindario, que está a nivel del mar, fue el más afectado por las inundaciones de agosto de 2005 que cualquier otra sección de Nueva Orleáns, y muchos de sus 15.000 habitantes siguen dispersos en todo el país.

El plan inicial de la fundación tiene como objetivo 150 casas, muchas diseñadas para acomodar familias extensas. Qué tan rápido serán construidas dependerá de cuántas personas regresen a presentar una solicitud de participación en su ex vecindario, afirman funcionarios de la fundación.

Asimismo, la fundación considera proyectos en otras comunidades en Estados Unidos y quizás aun en el extranjero.

“En realidad pensamos que no debe ocurrir un desastre para que le gente tenga acceso a casas ecológicas”, dijo recientemente el director ejecutivo de la fundación Tom Darden. “Sin importar donde se encuentren”.

DISEÑO INTELIGENTE ES IGUAL A COSTOS MENORES

Durante una conferencia celebrada previamente este año, Darden explicó algunas de las medidas que la fundación ha emprendido realizar una misión que pareciera imposible: Las construcciones de casas espaciosas, de alta tecnología, ecológicas y resistentes a tormentas que no cuesten una fortuna.

Muchos de los ahorros comienzan con un diseño inteligente.

Algunas de las casas multifamiliares cuentan con unidades individuales apiladas una encima de otra para permitir que sistemas de plomería, electricidad y aire acondicionado estén alineados en el centro de las casas, lo que reduce el costo de construcción. La mayoría de las casas también colecta agua de lluvia para usarla en los inodoros y mantener los jardines verdes, lo que mantiene baja la cuenta de servicio de agua.

“No hay una respuesta o una solución para hacer que las casas ecológicas sean económicas”, expresó Darden. “Usamos una estrategia de laboratorio, de prueba y error. Comenzamos buscando la mejor opción a corto plazo. Cuáles son los materiales y sistemas en la casa que cuestan más, y empezamos desde ahí”.

En vez de construir todas las casas completamente en un lugar, algunas de las casas, conocidas como modulares o casas en paneles, son construidas en su totalidad o en parte en una fábrica y terminadas en el sitio de construcción.

Eso no significa que se afecte la calidad. Después de probar tornillos, clavos, pegamentos y demás material de construcción en la Universidad de Nueva Orleáns, la fundación pudo desarrollar paredes que son varias veces más fuertes que lo que requiere el código local de construcción. Eso ha reducido las necesidades de material en 30 por ciento.

“Lo que hemos aprendido es que se puede ser más eficiente con menos material”, señaló Darden. “Y menos material es mejor para el medio ambiente y mejor para nuestro resultado final”.

Los refrigeradores, lavadoras de ropa y máquinas lavaplatos que ahorran energía contribuyen a que los propietarios de las casas reciban cuentas razonables de servicios, al igual que lo hacen los techos altos y la ventilación cruzada de las casas, que mantienen las habitaciones frescas en el clima caliente y húmedo de Nueva Orleáns.

No hay que olvidar los interruptores inalámbricos de luz. El sistema eléctrico usado en las casas de la Novena Subdivisión Sur, conocido como Verve, conecta los interruptores de luz de manera inalámbrica con los focos. Esto reduce costos de cableado e instalación en 70 por ciento, indicó Darden.

Las casas “eran mucho más costosas cuando empezamos, pero cada vez que construimos una casa nueva innovamos en formas que reducen el costo”, dijo a America.gov Taylor Royle, director de Comunicaciones de la fundación Make It Right(Hacerlo bien). “Para finales de año, esperamos construir a 130 dólares por 0,09 metros cuadrados, que es el índice de mercado para la construcción convencional en Nueva Orleáns”.

Eso es a pesar de los costosos paneles solares y calentadores solares de agua que adornan los tejados de las casas nuevas. De hecho, casi todas las casas producen actualmente más electricidad que la que consumen.

SEGUIR EN LO PLANEADO

“Vine aquí porque estaba enojado, y entonces me emocioné”, declaró Pitt en una entrevista reciente con la cadena CNN. “Queríamos brindar a las familias que viven aquí una mejor vida y queríamos demostrar en un nivel de bajos ingresos esta idea [de casas] de alto rendimiento. Estas casas han excedido mis expectativas. Ahora nos queda analizar cada dólar de lo que cuesta construir cualquier otra cosa aquí”.

La misión de la fundación de ayudar a que familias retornen a su vecindario afectado por la tormenta atrajo interés y apoyo a nivel nacional.

Donaciones de compañías de mejora de casas, tales como la minorista de pinturas Benjamin Moore y el fabricante de alfombras Shaw, han ayudado a que la fundación mantenga los costos de construcción a un nivel de costos accesible. Por ejemplo, Shaw prometió proporcionar su alfombra ecológica de nailon, que es 100 por ciento reciclable, para las 150 casas.

Donaciones privadas ayudaron a financiar gran parte de la construcción inicial. En la actualidad, se usan fondos federales para cubrir algunas de esas necesidades de financiación.

La fundación forma parte de un consorcio que previamente este año, recibió una subvención de 30 millones de dólares del gobierno federal de la cual se usarán algunos fondos para ayudar a compensar costos futuros de construcción en el vecindario de la Novena Subdivisión Sur de Nueva Orléans.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.