La generosidad y la gratitud benefician nuestra salud

images (5)Estas son  algunas formas en que nuestra salud se puede beneficiar al practicar la generosidad.

1. Ser altruista baja la presión sanguínea

Un estudio publicado por el National Center for Biotechnology Information en Estados Unidos, descubrió que al pertenecer a redes de apoyo trae benficios a la salud, pues, se mejora la autoestima, el sentido de autosuficiencia y se tiene menos depresión. Con ello, se reducen las preocupaciones y se consigue que la presión sanguínea baje a niveles saludables.

2. La gratitud lleva a hacer más ejercicio

Según Robert Emmons, profesor de psicología e investigador de la Universidad de California, la gratitud puede ser ese impulso que lleve a alcanzar esas metas que se plantean al realizar ejercicio. Un estudio realizado por Emmons en el 2003, encontró que aquellos que practican gratitud con regularidad, son los que tienen más ganas de hacer ejercicio.

3. La caridad puede ayudar al corazón

La National & Community Service en Estados Unidos publicó un estudio en el 2007, el cual, revela que aquellas personas que realizan muchas actividades de voluntariado tienen menos riesgo de padecer enfermedades del corazón. Las actividades sociales de voluntariado brindan un sentido de propósito a las personas que las practican.

4. Ayuda a bajar el colesterol

Otra forma en que la gratitud puede proteger al corazón, es que ayuda a bajar los niveles de colesterol. Algunas personas que practican la gratitud mejoran sus hábitos alimenticios y dejan de lado otras sustancias como el cigarrillo y el alcohol.

5. Dar algo a cambio puede ayudar a vivir más

Actividades de voluntariado pueden reducir hasta en un 22% la mortalidad, el estudio publicado en la BMC Public Health, descubrió que algunos beneficios que se obtienen son reducir la depresión e incrementar un sentido de satisfacción con la vida. Cuando se trata de mejorar la salud, el sentirse bien con uno mismo, es de los factores principales que contribuyen a ello.