La Iglesia de la Cienciología va a juicio en Francia

090525085328_sp_cientologia_226×170.jpgLa polémica Iglesia de la Cienciología enfrenta un juicio en Francia por presunto fraude organizado.
El proceso se basa en la denuncia de una ex integrante del culto, que alegó haber sido presionada para pagar grandes sumas de dinero a la organización.
Se espera que el proceso dure dos semanas y, de resultar culpable, la iglesia fundada por el autor de ciencia ficción estadounidense Ron Hubbard podría tener que disolver sus principales estructuras en Francia, donde asegura contar con unos 20.000 fieles.
Asimismo, podría tratarse de la primera vez que la Cienciología esté prohibida en Europa.
La cara visible de la organización la proporcionan dos actores famosos, John Travolta y Tom Cruise, y numerosos fieles que, en las principales arterias de varias ciudades europeas, tratan de atraer a los transeúntes para que se sometan a una prueba de personalidad.
Con una clara retórica mística, esta organización propone el «estudio de la verdad» y el manejo del espíritu en relación con sí mismo, con los otros y con la totalidad de la vida. Para sus detractores, es una secta cuyo objetivo es la manipulación mental de sus seguidores.
La querellante en el juicio que se inicia en París asegura que miembros de la Cienciología le ofrecieron la prueba de personalidad de forma gratuita, pero que terminó gastando todos sus ahorros en libros, medicamentos y un E-meter, un aparato electrónico que presuntamente mide el estado mental de las personas y forma parte de la parafernalia del culto.
Por su parte, los representantes de la iglesia aseguran que no es culpa de la organización que algunos de sus miembros busquen ocasionalmente ganancias personales.
Las autoridades francesas no han ocultado su desagrado hacia la Cienciología.
En Francia, este grupo es considerado oficialmente como una secta y no es la primera vez que tiene problemas con la ley.
De hecho, el juicio que comienza este lunes reitera los términos de otro proceso que el culto enfrentó en 2002 por fraude y falsa publicidad en sus esfuerzos para reclutar y mantener a sus miembros.
Según el juez Jean Christophe Hullin, quien instruye la causa, la Cienciología ha engañado a las partes civiles «con su recurso sistemático a tests de personalidad desprovistos de todo valor científico (…) con el único objetivo de vender sus servicios o diversos productos».
Por su parte, la Cienciología se defiende y aduce que el gobierno de París trata de destruir su religión.
En el pasado, este culto presentó una queja a Naciones Unidas en contra de Francia por «violación de los derechos humanos».

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.