La inversión en el sector petrolero fue el pilar del crecimiento económico colombiano en 2011

Para sostener esta tendencia de crecimiento hay que mantener estable la política petrolera, de acuerdo con la Asociación Colombiana del Petróleo

Durante el 2011 se destacó el buen desempeño y progreso de la economía colombiana, que creció 7,7 por ciento del PIB en el último trimestre Este positivo crecimiento se explica en parte por la locomotora petrolera y minera que creció registrando un repunte de 18,4 por ciento.

Con relación a la producción petrolera, en el 2011 se registró un incremento de un 17,4 por ciento en diciembre a 980 barriles por día (bpd), situación positiva que promete el cumplimiento de la meta esperada por el gobierno. A pesar de las protestas laborales que disminuyeron los niveles de producción, la locomotora petrolera seguramente alcanzará la meta de un millón de barriles diarios (mdp) en el presente mes de enero del 2012. Esta dinámica de producción de crudo es el resultado de una exitosa  política para atraer inversión extranjera, así lo afirmó el presidente de la Asociación Colombiana del Petróleo (ACP), Alejandro Martínez Villegas.

Con este ritmo el país llegaría a producir 1,2 millones de barriles diarios en promedio para el 2015. Para lograrlo, es necesaria la estabilidad de las condiciones para la inversión extranjera, que es la principal fuente para acometer la exploración y el desarrollo de los yacimientos petroleros.

Entre 2004 y 2009 se invirtieron US$ 7.500 millones para exploración, los cuales permitieron aumentar en 400 millones de barriles las reservas probadas de petróleo. Para 2011 el total de las reservas probadas en Colombia fue de 2.058 millones de barriles. En la actualidad, se estima que existen alrededor de 47 mil millones de barriles de petróleo, distribuidos en las cuencas sedimentarias de Colombia.

Entre 2009 y 2011 se perforaron 292 pozos. Esta exploración fue financiada, en un 87 por ciento, por empresas extranjeras.

A principios de 2011 se programó perforar 125 pozos exploratorios. Hasta octubre la actividad exploratoria cumplía en un 84 por ciento  la meta programada inicial, al haber perforado 105 pozos, lo que significó que la actividad exploratoria se dinamizara considerablemente, teniendo en cuenta que entre 1994-2003 el promedio de pozos perforados por año era de 15, y entre 2004 y 2010 era de 67.

Para el Presidente de la ACP, Alejandro Martínez V., la inversión destinada a encontrar nuevos yacimientos de petróleo permitiría un aumento sostenido en la producción de petróleo hasta alcanzar 1,2 millones de barriles diarios (mdp) promedio año en el 2015.

Actualmente, la actividad de exploración se concentra en los llanos orientales, Valle del Magdalena, Piedemonte Llanero y Costa Atlántica, pero se espera ampliar las fronteras geológicas en Departamentos como Vichada, Putumayo y Caquetá, según lo expresó el Ministro de Minas y Energía, Mauricio Cárdenas.

 

Efectos esperados en la economía nacional

A medida que se mantenga la tendencia de inversión extranjera, en la cual se basa la mayor parte del esfuerzo para financiar los nuevos proyectos de exploración de hidrocarburos y de desarrollo de los hallazgos, la economía del país tendrá una valiosa oportunidad de capitalizar esa riqueza representada en un aumento de la producción de crudo.

De acuerdo con estimaciones del Ministerio de Hacienda, un crecimiento en producción se traduce en un incremento del PIB nacional de 1,5 puntos porcentuales frente al escenario base. Es decir, si en un escenario base se espera un crecimiento del PIB de 4,5 por ciento por año, con el incremento en la producción de los sectores petróleo-gas y carbón, el crecimiento del PIB sería del 6 por ciento.

El efecto se vería reflejado también en una reducción en las tasas de desempleo. El Ministerio de Hacienda calculó que el incremento esperado en la producción minero-energética creará en promedio 142.000 empleos adicionales por año, es decir 568.000 nuevos empleos al terminar el 2015. Este resultado es cercano a lo esperado con la reforma laboral de 2003, la cual se aprobó para crear 640.000 empleos formales en cuatro años, explicó Alejandro Martínez V. de la ACP.

Resurgimiento de la inversión extranjera petrolera

En los últimos años, Colombia ha despertado el interés de los inversionistas extranjeros quienes han visto que el sector petrolero del país ha tomado un nuevo impulso.

Después de enfrentar un panorama poco prometedor a finales de la década pasada (la actividad petrolera del país estaba en declive y el riesgo de perder la autosuficiencia era inminente) el sector tuvo un resurgimiento que consolidó al país como el cuarto mayor productor de petróleo de Latinoamérica.

La reestructuración de la política petrolera, que tuvo lugar a finales de los 90s y principios de la década pasada, sirvió para mejorar la competitividad del país para atraer inversión para la exploración y producción de petróleo y gas. Desde entonces, el país ha sido capaz de atraer capital y compañías petroleras extranjeras, e impulsar el fortalecimiento de Ecopetrol.

Desde la década pasada, el sector de hidrocarburos se ha destacado como uno de los principales aportantes al desarrollo y a la economía colombiana, como consecuencia de lo anterior. El mejoramiento del clima económico y político en los últimos años, así como el incremento de los precios internacionales de los productos y la acertada política de atracción al capital petrolero extranjero, animaron a las compañías a invertir en el país. Situación que produjo resultados positivos, como se evidenció en el 2011 en donde se registró el ingreso de 13.547 millones de dólares, de los cuales el 65 por ciento correspondieron al sector de hidrocarburos, es decir US$ 8.805 millones, uno de los porcentajes más altos desde 1994.

Hoy el petróleo se ha convertido en uno de los pilares del crecimiento económico del país. Esto ha sido posible gracias a la exitosa política de atracción de capitales extranjeros. Mientras se mantengan las reglas claras y estables para que las empresas continúen invirtiendo en la industria petrolera en Colombia, la economía podrá contar con este positivo aporte, concluyó Alejandro Martínez V. de la ACP.

Los resultados apenas se empiezan a ver. La producción petrolera ha escalado hasta un récord de 965.000 barriles por día, cifra histórica en el país, pero se requieren nuevos descubrimientos para mantener esta tendencia y las proyecciones positivas para la presente década. Estas proyecciones, tanto del Gobierno Central como de la ACP, indican que en los próximos años este récord sería superado; ello requiere estabilidad en reglas de juego y condiciones sociales y de gobernabilidad favorables en las regiones donde operan las empresas.

 

Proyecciones para 2012

Aunque se espera que la crisis europea afecte la marcha de la economía de Colombia, en el 2012, la posición económica seguramente se mantendrá favorable, y se traducirá  en más empleo y mayor bienestar para los ciudadanos.

Para el 2012 se espera que la economía colombiana crezca en un 4,9 por ciento, acompañada y empujada por el desarrollo de la locomotora petrolera. La oferta del sector se verá favorecido por los altos precios de los commodities, entre otras por la creciente demanda de las economías emergentes, especialmente de China e India. En 2011 la producción y exploración de petróleo alcanzó niveles históricamente altos, por lo que se espera alcanzar la meta de producción de un millón de barriles en los comienzos de 2012.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.