La medicina le apuesta a la Cirugía Robótica en operaciones de próstata

Por tratarse de una cirugía que requiere de alta precisión, la cirugía robótica ha permitido grandes avances en las operaciones mínimamente invasivas de próstata.  En el caso de la cirugía de páncreas se usa en el 20% de los casos

Por: Carolina Duarte

La cirugía mínimamente invasiva (más conocida como laparoscopía) se realiza a través de pequeñas incisiones. Usando técnicas especiales, diminutas linternas de fibra óptica y monitores de alta definición, los cirujanos de la Clínica Mayo, en Jacksonville, Florida, realizan cirugías que requieren incisiones que necesitan solo un punto o dos para cerrar.  La cirugía robótica es una forma especializada de cirugía mínimamente invasiva que está experimentando un gran crecimiento en la Clínica Mayo.

Para los pacientes, la cirugía mínimamente invasiva significa menos trauma para el cuerpo, menos pérdida de sangre, menos cicatrices quirúrgicas y disminuye la necesidad de medicamentos para el dolor.  Los pacientes dejan el hospital más rápido después de una cirugía mínimamente invasiva y regresan a sus actividades normales en un menor tiempo que con la cirugía convencional.

El especialista en cirugía gastrointestinal, hepatobiliar, páncreas y cirugía oncológica, de la Clínica Mayo, en Jacksonville, Florida, Estados Unidos, Horacio Asbun, explica que en algunas áreas como las cirugías de hígado, glándulas adrenales y páncreas, conseguir la experiencia necesaria para realizar cirugía mínimamente invasiva puede llevar años, por lo que en muchas partes no se realiza, ya que el médico no tiene el tiempo necesario para especializarse en manejar la técnica y los procedimientos y se necesita tener acceso a un centro con alto volumen en esta patología.  Esto mismo hace que no exista actualmente gran cantidad de datos o estadísticas en el tema.

La robótica en la cirugía mínimamente invasiva de próstata es muy útil por la precisión que se requiere.  En más del 90% de estas se ocupa el robot.  En el caso de la cirugía de páncreas se usa en el 20% de los casos.  En general es para casos seleccionados, donde se necesita que el procedimiento sea más fino y con menos dolor. La Clínica Mayo es uno de los centros más grandes en páncreas e hígado.  Este tipo de procedimientos mínimamente invasivos en estas áreas los hace poca gente, porque hay que tener todo el conocimiento para ambos y tener una institución que no solo facilite el volumen de operaciones sino también que estimule y respalde el desarrollo de las nuevas técnicas en estas operaciones de alta complejidad.  Otro requisito indispensable para el desarrollo y éxito en esta cirugía es el de contar con colegas de alta calidad  con los que se trabaja como equipo para proveer el mejor cuidado al paciente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.