La meditación y el sexo proporcionan el mismo placer

Según una reciente publicación del portal Scientific Americanel hemisferio derecho es la zona sexy del cerebro. En el estudio se encontró que al igual que en la meditación durante el orgasmo se ilumina la parte pre frontal derecha del cerebro.

La auto-conciencia que se alcanza con la meditación altera la percepción corporal y disminuye el dolor, por lo que favorece el aumento de placer.

La meditación ofrece un alivio de las preocupaciones y es una de las pocas herramientas para la creación de un impulso duradero de felicidad, tal vez por la actividad cerebral que se desarrolla en las regiones implicadas en el juicio, la comparación, la planificación y auto-escrutinio.

La activación de la corteza pre frontal izquierda se correlaciona con la felicidad y los monjes budistas tibetanos han creado el mayor pico de medición de la actividad en esta región, producida por los pensamientos al meditar.

La profundidad de la meditación también corresponde a la actividad en los centros de placer del cerebro.

Este placer se manifiesta acompañado por un cambio en la regulación emocional; los meditadores son más conscientes de los pensamientos y sentimientos conceptualmente, pero se perturban menos emocionalmente por ellos.

Para tener mejores orgasmos, los especialistas recomiendan meditar al menos una vez a la semana, ya que al ser consciente de tus pensamientos también lo eres de tus sensaciones.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.