La NASA desveló los detalles de su plan para enviar una nave tripulada a Marte en las próximas décadas

_44267067_mars_nasa_203.jpgLa Agencia Especial estadounidense, hizo públicos los detalles de su plan para enviar una nave tripulada a Marte en las próximas décadas.
La NASA espera enviar al Planeta Rojo una «tripulación mínima» en un viaje de 30 meses de duración que se llevaría a cabo en una nave de 400 toneladas de peso.
En enero de 2004, el presidente de Estados Unidos, George W. Bush, anunció un programa para enviar astronautas a la Luna en el año 2020 y, en una fecha indeterminada a Marte.
La «nave marciana» sería ensamblada en la órbita baja de la Tierra utilizando entre tres y cuatro lanzaderas Ares V, el nuevo vehículo de propulsión que la NASA ha estado desarrollando.
El viaje de la nave de la Tierra a Marte durará entre seis y siete meses en una nave propulsada por un nuevo sistema que funcionaría con combustible criogénico.
El precio de una misión tripulada a Marte varía, según las estimaciones, entre los US$20.000 millones y los US$450.000 millones.
Los detalles de la misión están sujetos a cambios y puede que finalmente no reflejen la manera en que la NASA piensa viajar al Planeta Rojo.
Sin embargo, el documento sobre la misión la considera «la mejor estrategia» para hacer aterrizar a seres humanos en la superficie de Marte.
Los módulos de carga y de hábitat serían enviados a la superficie marciana de manera separada antes que la tripulación, en diciembre de 2028 y enero de 2029.
Según se explicó en la presentación de la misión a la que asistió la BBC, los astronautas podrían cultivar sus propias frutas y vegetales durante el viaje de ida.
Una vez en Marte, los astronautas podrían quedarse 16 meses en la superficie del planeta, utilizando energía nuclear para suministrar energía al lugar en el que vivirían.
Las opciones para abastecer a la tripulación con nuevos víveres serían extremadamente limitadas.
Ello significaría que los astronautas tendrían que ser autosuficientes, y conocer bien cómo reparar los equipos y fabricar nuevas partes.
La nave espacial estaría equipada con lo que llaman sistema de soporte vital de «bucle cerrado», con el que el agua y el aire serían reciclados.
Pero el informe elaborado por Bret Drake, de la NASA, afirma que quedan muchos desafíos por resolver para poder garantizar la seguridad.
La NASA necesita hallar soluciones para proteger a los astronautas de los altos niveles de radiación cósmica a los que estrían expuestos en el espacio y en la superficie de Marte.
La NASA propone utilizar la Luna como campo de pruebas de alguno de los nuevos sistemas.
Los detalles de la misión se presentaron durante una reunión de grupo de análisis de exploración lunar de la NASA.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.