La psilocibina alucinógena -conocida por el nombre popular de hongos mágicos- podría ayudar a aliviar la ansiedad que a menudo acompaña al cáncer en su última etapa

Los pacientes con cáncer que recibieron una dosis moderada de psilocibina -un alucinógeno con efectos similares a los del LSD- estaban considerablemente menos deprimidos seis meses después de una sola dosis comparada con un placebo. Los pacientes parecían menos ansiosos, reportaron en los Archivos de Psiquiatría General.

El estudio piloto de 12 pacientes de cáncer estaba diseñado para probar que las drogas alucinógenas podrían ser estudiadas de manera segura como una forma de aliviar la angustia del cáncer avanzado.

Revive un prometedor campo de estudio que duró desde la década de 1950 hasta la de 1970 que sugería que algunos pacientes experimentaban una poderosa y sustancial mejora en el ánimo y la ansiedad gracias a los alucinógenos.

Los investigadores dijeron que los estudios fueron abandonados a inicios de la década de 1970 cuando las drogas alucinógenas como el LSD -dietilamida de ácido lisérgico- empezaron a ser consumidas ampliamente en las calles, provocando que estrictas leyes federales regularan su uso.

«Hace entre 40 y 45 años, la cultura estaba viviendo una tremenda agitación. Estos compuestos eran asociados a una contracultura políticamente activa», dijo el doctor Charles Grob del Centro Médico de Los Angeles de Harbor-University of California y del Instituto de Investigación Biomédica de Los Angeles.

«Era algo así como una crisis de salud pública. Todo debió ser cerrado», explicó Grob en una entrevista telefónica.

La ley federal prohíbe el uso del compuesto de los hongos mágicos para cualquier propósito. Si resulta efectivo entre pacientes en su última etapa del cáncer, los reguladores de Estados Unidos deberán temer una consideración especial para su uso, indicó Grob.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.