La sonda Venus Express muestra un planeta que quizás fue muy similar al nuestro, pero siguió otro camino

_44267906_halfvenus_bbc_203.jpg

El desastre ocurrido en el planeta Venus podría reflejar lo que nos depara el cambio climático en la Tierra, según observaciones espaciales recientes.
La información proveniente de la sonda Venus Express, de la Agencia Europea del Espacio (ESA, por sus siglas en inglés) muestra un planeta que en el pasado podría haber sido como la Tierra pero que después evolucionó de manera radicalmente distinta.


Venus sufrió un calentamiento global galopante que atrapó la radiación solar, generando temperaturas de 467 grados centígrados en la superficie.
Las nuevas observaciones aparecen en la revista Nature.
En cuanto a tamaño, masa y composición, la Tierra y Venus eran sorprendentemente similares. Venus está más cerca del Sol que nosotros pero eso solo no explicaría las diferencias actuales.
Venus carece del escudo magnético de la Tierra, lo que supone que su atmósfera ha recibido el embate directo de la radiación cósmica y el viento solar, una corriente de partículas cargadas de energía proveniente de nuestra estrella.
La ausencia de este escudo provoca que el viento solar se deshaga del hidrógeno, helio y oxígeno más rápidamente que en la Tierra.
Los científicos creen que Venus tenía agua abundante en su superficie pero el viento solar se la llevó durante miles de años después de la formación del Sistema Solar.
El profesor Fred Taylor, de la Universidad de Oxford y uno de los científicos de la misión, explicó a la BBC que «se está aclarando por qué el clima de Venus es tan diferente al de la Tierra cuando los planetas en sí son bastante similares en lo demás».
«Nuestros datos nos permiten manejar una hipótesis en la que Venus comenzó siendo como la Tierra, posiblemente con un ambiente habitable, hace miles de millones de años, y después se tornó en lo que se observa ahora», añadió.
Ian Pearson, el ministro británico para la Ciencia y la Innovación, fue aún más lejos: «Comprender los factores que influyeron en el calentamiento global de Venus nos ayudará a evitar este peligro aquí en la Tierra».
La sonda Venus Express fue lanzada desde Kazajstán en noviembre de 2005 y alcanzó la órbita de Venus en abril de 2006.
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.