La vacuna contra la malaria «más prometedora» que se ha visto hasta ahora entrará en la última fase de ensayos

_45282612_malariamosco.jpgLa última fase de los ensayos clínicos de una vacuna contra la malaria que, según los expertos, es la más prometedora de los últimos 20 años, podría comenzar el próximo año.
En las primeras pruebas clínicas el medicamento ya demostró ser efectivo y seguro, según informan los investigadores en New England Journal of Medicine (Revista de Medicina de Nueva Inglaterra).
Y si la tercera y última fase de los ensayos resultan exitosos, la vacuna contra la enfermedad que mata a más de un millón de personas cada año podría estar lista en 5 años.
La vacuna, conocida como RTS,S, fue desarrollada por GlaxoSmithKline Biologicals y la Iniciativa PATH para Vacunas contra la Malaria establecida con el financiamiento de la Fundación de Bill y Melinda Gates.
El medicamento ya había demostrado su eficacia tanto en adultos como en bebés en Gambia y Mozambique.
En la fase más reciente de ensayos, el fármaco fue probado en niños de entre 5 y 17 meses en Tanzania y Kenia.
En esta etapa se le probó sola y combinada con otras vacunas que forman parte del Programa Expandido de Inmunización (EPI) de la Organización Mundial de la Salud (OMS). 
Los resultados mostraron que el fármaco puede ser administrado como parte de los programas estándares de inmunización sin interferir con otras vacunas.
El programa de la OMS incluye inmunización contra difteria, tétanos, tosferina y meningitis. La organización internacional ha dicho que si se logra incluir en este programa a la vacuna contra la malaria, el suministro del medicamento podría ser mucho más sencillo y barato en África.
Las pruebas más recientes fueron llevadas a cabo por investigadores de la Escuela de Higiene y Medicina Tropical de Londres, Instituto Nacional para Investigación Médica de Tanzania, el Instituto de Investigación Médica de Kenia y la Universidad de Oxford.
Tal como informan los científicos, entre los 835 niños vacunados, la vacuna redujo a 53% el número de casos de malaria que requerían hospitalización.
Los investigadores lograron detectar una fuerte respuesta inmune en los pacientes y la vacuna no produjo efectos secundarios adversos entre los niños vacunados.
En un segundo estudio, los científicos informan que una fórmula ligeramente distinta de la vacuna (llamada RTS,S/ASO1E), que está siendo desarrollada específicamente para ser suministrada a través del EPI, demostró ser segura.
Esta vacuna, dicen los autores, mostró una reducción de 65% en la incidencia de la infección.
Esto sorprendió a los investigadores ya que la prueba fue diseñada principalmente para medir la seguridad y eficacia de su suministro con otras vacunas y sólo se inscribió a 340 niños.
«Estos dos importantes estudios ofrecen más pruebas de que la RTS,S puede ahora pasar a la siguiente fase de vacunación a gran escala», expresó el profesor Chris Drakeley, de la Escuela de Higiene y Medicina Tropical de Londres.
Agregó que «la fórmula de la RTS,S con el adyuvante ASO1E ha mejorado considerablemente la eficacia de la vacuna».
«Y las pruebas de la vacuna en una gama más amplia de escenarios epidemiológicos mostrará si es adecuada para su inclusión en los programas rutinarios de vacunación en todo el África subsahariana», señaló el experto.
Si los investigadores obtienen ahora permiso para llevar a cabo la tercera y última fase de pruebas, éstas podrían ser llevadas a cabo el próximo año con miles de niños en todo el continente.
Y si se confirman los resultados en esta fase los científicos podrán solicitar una licencia para su comercialización.
Cada año ocurren unos 500 millones de casos de malaria en el mundo, principalmente entre niños menores de 5 años que viven en países en desarrollo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.