Las fábricas europeas se tambalean, mientras las asiáticas crecen

El sector manufacturero de España, actualmente en el centro de la tormenta de la zona euro, se contrajo a su tasa más acelerada en casi 3 años

Agencia: Reuters

Las fábricas de la zona euro se hundieron aún más en el fango el mes pasado, pero la industria manufacturera de Asia aceleró su ritmo para responder a la creciente demanda proveniente de Estados Unidos y China, lo que dejó en evidencia la creciente brecha entre Europa y el resto del mundo.

La preocupación de las autoridades europeas está sobre todo en que la desaceleración regional está golpeando fuertemente a Italia y España, y ahora además parece arraigarse entre los miembros centrales como Francia y Alemania.

El dato golpeó al euro y minó el optimismo, tras un sondeo similar el martes que mostró que el ritmo de crecimiento en el sector manufacturero estadunidense subió mucho más de lo esperado.

«Las cifras que llegan de la zona euro no dan espacio para sentirse cómodos. La economía de China se está sosteniendo, pero la crisis de deuda en Europa está pesando sobre el crecimiento y está remeciendo a todo el mundo», dijo Peter Dixon de Commerzbank.

«Los temores globales sobre el crecimiento están allí, pese a las cifras estelares de Estados Unidos», agregó.

El índice manufacturero de gerentes de compra (PMI, por su sigla en inglés) de la zona euro elaborado por Markit bajó a 45.9 desde 47.7 en marzo, ligeramente por debajo de la lectura preliminar y alcanzando su menor nivel desde junio del 2009.

De este modo, lleva nueve meses por debajo del nivel de 50 que separa la contracción del crecimiento.

El panorama para el sector manufacturero, que lideró gran parte de la recuperación del bloque de la recesión, está lejos de ser auspicioso y se acerca una nueva desaceleración económica.

Las empresas redujeron puestos de trabajo a su mayor ritmo en más de dos años, luego de que los nuevos pedidos cayeran por undécimo mes consecutivo.

Datos de Alemania, la mayor economía de Europa, mostraron que su sector manufacturero se contrajo por segundo mes consecutivo en abril, imagen similar a lo que se vio en la vecina Francia.

Sólo un puñado de las 17 economías que conforman el bloque del euro siguen creciendo y se espera que la zona euro en general sufra una leve recesión hasta el tercer trimestre de este año, según un sondeo de Reuters del mes pasado.

El sector manufacturero de España, actualmente en el centro de la tormenta de la zona euro, se contrajo a su tasa más acelerada en casi tres años e Italia -también bajo presión por su gigantesca deuda- vio que los nuevos pedidos se evaporaron a su ritmo más rápido desde marzo del 2009.

La desaceleración está afectando al empleo. El desempleo en la zona euro subió a un 10.9 por ciento en marzo, igualando el máximo histórico de 15 años atrás, según datos del miércoles, a causa de las alzas vistas en Italia y España.

Asia produce

Una medición del sector manufacturero de China ofreció más evidencias de que la segunda economía del mundo tocó fondo en el primer trimestre del año. Y el crecimiento fabril en India, su rival emergente, también aumentó.

El índice chino de gerentes de compra (PMI, por su sigla en inglés) elaborado por HSBC, que se concentra principalmente en firmas privadas, se mantuvo por debajo del nivel 50 por sexto mes consecutivo. Sin embargo, subió a 49.3 en abril desde 48.3 de marzo, más que la estimación adelantada de la semana pasada.

«El ritmo de desaceleración de China se ha estabilizado», dijo Hongbin Qu, economista jefe para China y co-director de investigación económica en Asia de HSBC.

El indicador de HSBC fue más débil que el PMI oficial de manufactura, que subió a un máximo en 13 meses de 53.3 en abril, dando cuenta de una divergencia entre las grandes empresas, predominantemente estatales, que dominan el dato oficial y las pequeñas firmas privadas que luchan por acceder al crédito.

Los abultados libros de pedidos ayudaron a repuntar a la actividad fabril de India, pese a que un crecimiento más lento de la producción y las crecientes presiones de precios golpearon la confianza, según sondeos empresariales.

Datos similares publicados el miércoles arrojaron que la actividad manufacturera en Corea del Sur y Taiwán, exportadores claves de Asia, creció a un ritmo más lento.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.