Las lámparas de cuerda serán pronto una realidad en África donde ya funcionan las radios sin electricidad

_44213992_071102lampara1.jpgLa tecnología que se utilizó en los radios de cuerda es la base para diseñar un generador que permita cargar las baterías de lámparas portátiles e iluminar los hogares más pobres de África.
Las primeras pruebas del generador y sus lámparas autosuficientes (con una pequeña ayuda del usuario) comenzarán en Kenia en los próximos meses. El proyecto está a cargo de la organización no gubernamental Freeplay Foundation, que viene desarrollando numerosos programas de tecnología apropiada, como el de sus ya icónicas radios de cuerda.
Kristine Pearson, directora de Freeplay Foundation, dice que pocas personas en las áreas más vulnerables de este continente reciben electricidad en sus casas.
«Su vida para o se acorta porque se va el Sol. Dos horas más de luz marcarían una gran diferencia en sus vidas», aseguró Pearson .
El Banco Mundial estima que más de 500 millones de personas en África sub-sahariana no tienen acceso a suministro de electricidad.
Así que como fuente de iluminación estas personas utilizan lámparas de kerosén, de pilas o hacen fuego dentro de sus hogares, explicó la directora de Freeplay Foundation.
Pero comprar kerosén o pilas puede llegar a consumir el 15% de los ingresos de un hogar, aseguró Pearson. Además, es difícil conseguir madera, y quemarla no es sano.
La Freeplay Fundation está diseñando una unidad autosuficiente que genere energía y que sea capaz de alimentar a unas cuantas lámparas que puedan usarse por la casa.
«Estas lámparas podrían utilizarse para estudiar o como medida de seguridad, que permitan ir a cualquier lugar por la noche», explicó Kristine Pearson.
La tecnología de Freeplay ya se usó para crear linternas o pequeñas lámparas, añadió Pearson, pero este proyecto quiere ir más allá y crear fuentes de luz mayores y autosuficientes.
La Freeplay Foundation explicó que no sólo se entregarán las lámparas autosuficientes, sino que se entrenará a mujeres para que las puedan vender y también reparar.
La directora de Freeplay dijo que el proyecto es muy similar al que se usó para las radios de cuerda.
Este tipo de radios pueden adquirir una autonomía de una hora con tan sólo dar vueltas a una manivela que alimenta a un generador manual.
Desde su fundación en 1998, Freeplay Foundation ha repartido más de 150.000 radios de cuerda.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.