Las mujeres embarazadas en países en desarrollo enfrentan el mismo riesgo de muerte que el de las mujeres en países desarrollados de hace 100 años

En el Día Internacional de la Mujer, que se celebra hoy lunes, una coalición de grupos advierte que la promesa de mejorar la salud de las madres sigue siendo el «más distante de ser cumplido» de los ocho Objetivos de Desarrollo del Milenio acordados por Naciones Unidas.

Los grupos en esa coalición incluyen a Amnistía Internacional, Oxfam, y la Alianza de la Cinta Blanca.

Los activistas llaman la atención al hecho de que por cada 100.000 nacimientos en países en desarrollo, 450 mujeres mueren durante el embarazo o el parto.

La coalición dice que eso es comparable a las tasas de mortalidad materna vigentes en el Reino Unido y en EE.UU. en 1910.

Algunos países tienen tasas mucho más altas, incluyendo a Chad, Afganistán y Haití.

Muchos de esos problemas médicos son fácilmente prevenibles si las futuras madres obtienen acceso a atención médica para tratar infecciones básicas o evitar la hemorragia.

Hoy lunes se da inicio a una semana de eventos diseñados para poner presión sobre los dirigentes mundiales para que renueven sus esfuerzos por reducir la mortalidad materna.

Estudios han mostrado que en los países en desarrollo casi una de cada cuatro mujeres experimenta el parto sola o apenas con la ayuda de familiares.

Es una situación que no ha cambiado desde la década de 1990.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.