Las mujeres embarazadas que usan zapatos con tacones altos o muy planos están arriesgando la salud de sus pies

Las mujeres embarazadas están arriesgando la salud de sus pies «en nombre de la moda» al usar el tipo de zapato equivocado, advierten expertos.

Una encuesta entre 1.000 encontró que muchas calzan de forma regular zapatillas de danza, sandalias de playa, tacones altos y botas Ugg (las botas australianas planas).

Sin embargo, todo este calzado -dice la Sociedad- son inadecuados para el embarazo, porque ofrecen muy poco apoyo.

La encuesta mostró también que la mitad de las embarazadas consultadas se sentían «presionadas» para seguir las tendencias de la moda que ven en los famosos.

Sin embargo, siete de cada diez mujeres admitieron que habían sufrido problemas en los pies cuando estaban embarazadas, incluyendo tobillos inflamados (37%), hinchazón general (45%) y dolor en el arco y el talón (16%).

La organización urgió a las embarazadas a calzar zapatos amplios y firmes que les den apoyo para minimizar la incomodidad y evitar el daño en el largo plazo.

El aumento de peso y los cambios hormonales durante el embarazo tienen un enorme impacto en el organismo.

Los músculos y los ligamentos se ablandan y estiran debido a un aumento de la hormona relaxina (que producen los ovarios durante el embarazo), lo cual hace a los pies más propensos a esguinces de tobillo o de ligamentos todos los días.

Los tacones altos alteran la postura, acortan los músculos de la pantorrilla y colocan una mayor presión en la espalda y las rodillas.

En el embarazo esto significa una presión adicional en las articulaciones cuando éstas ya están exigidas, lo cual puede resultar en una cantidad de problemas de pie, pierna y espalda y podría aumentar la probabilidad de las caídas.

Entre las mujeres encuestadas, 66% regularmente utilizaba sandalias de playa, 32% tacones altos, 53% zapatillas de ballet y 30% botas Ugg.

Según los expertos de la Sociedad, todos estos tipos de calzado son inapropiados para el uso diario durante el embarazo porque no ofrecen a los pies el apoyo necesario.

Como regla, dice Jones, las mujeres deben optar por tacones de tres centímetros, ya que estos pueden desplazar el peso corporal un poco más arriba en el pie, lo cual alivia la incomodidad.

Según la podóloga, si las mujeres usan tacones altos deben hacerlo muy ocasionalmente y en eventos donde no pasarán mucho tiempo de pie.

«Muchas de las famosas embarazadas que vemos en las revistas calzando tacones altos están asistiendo a eventos especiales. Así que, como ellas, debemos tratar de mantener nuestro uso de zapatos de tacos altos, de última moda, para una ocasión especial», afirma Jones.

«Y para el uso diario debemos calzar zapatos más firmes y con más apoyo», completa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.