Las neuronas que procesan los resultados inesperados de nuestros actos

Los estriosomas (en rojo) del cuerpo estriado codifican información sobre los resultados de una acción concreta.

Cuando debemos tomar decisiones complejas, hemos de tener en cuenta muchos factores.

Algunas opciones pueden darnos un gran beneficio, pero conllevan riesgos grandes; otras son menos arriesgadas, pero el beneficio que pueden darnos es también menor.

Un nuevo estudio aporta datos nuevos y reveladores sobre la parte del cerebro que nos ayuda a tomar este tipo de decisiones.

Los autores de este estudio, entre quienes figuran Bernard Bloem, Rafiq Huda y Ann Graybiel, los tres del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT) en Estados Unidos, ha encontrado un grupo de neuronas del cuerpo estriado del cerebro que codifica la información sobre los posibles resultados de diferentes decisiones. Estas células se activan especialmente cuando un comportamiento conduce a un resultado diferente del esperado, lo que los investigadores creen que ayuda al cerebro a adaptarse a las circunstancias cambiantes.

«Gran parte de esta actividad cerebral tiene que ver con los resultados inesperados, porque si el resultado es el esperado, realmente no hay nada que aprender. Lo que vemos es que hay una fuerte codificación tanto de los resultados positivos inesperados como de los resultados negativos inesperados», explica Bloem.

Las deficiencias en este tipo de toma de decisiones son un sello distintivo de muchos trastornos neuropsiquiátricos, especialmente la ansiedad y la depresión. Los nuevos hallazgos sugieren que ligeras alteraciones en la actividad de estas neuronas del cuerpo estriado pueden hacer que tomemos decisiones impulsivas o, por el contrario, que la indecisión sea tan grande que nos paralice.

El estudio se titula “Multiplexed action-outcome representation by striatal striosome-matrix compartments detected with a mouse cost-benefit foraging task”. Y se ha publicado en la revista académica Nature Communications.