Las persona alérgicas tienes más riesgo de hipertensión arterial

El asma es lo que más incrementó las probabilidades de tener presión arterial alta y enfermedad coronaria

Se calcula que casi 300 millones de personas padecen algún tipo de alergia en el mundo. Una realidad que va en aumento. Así, en la actualidad se estima que entre el 20 y el 25% de la población mundial sufre alguna enfermedad alérgica, pero hay estudios que apuntan a que en 2050 habrá una prevalencia de entre el 40% y 50% de la población afectada por rinitis alérgica.

Ante esta realidad, una nueva investigación elaborada a partir de los Datos de la Encuesta Nacional de Salud de EE UU (NHIS) concluye que las personas adultas con antecedentes de trastornos alérgicos tienen un mayor riesgo de padecer hipertensión arterial y enfermedades coronarias.

Así se desprende de un estudio del Colegio Americano de Cardiología (ACC) que se presentará en el ACC Asia 2022 junto con la Conferencia de Primavera de la Sociedad Coreana de Cardiología que tendrá lugar del 15 al 16 de abril.

En el caso de !los pacientes con trastornos alérgicos, los médicos deberían realizar una evaluación rutinaria de la presión arterial y un examen rutinario para detectar enfermedades coronarias, a fin de garantizar que se administren tratamientos tempranos a aquellos que tienen hipertensión o enfermedades coronarias”, afirma el autor principal del estudio, Yang Guo, del Departamento de Dermatología del Instituto de Dermatología del Hospital de la Universidad de Pekín de Shenzhen y del Centro Médico de la Universidad de Hong Kong.

Según el comunicado del ACC, estudios anteriores informaron de una asociación entre los trastornos alérgicos y las enfermedades cardiovasculares, que siguen siendo resultados controvertidos. El estudio actual tenía como objetivo determinar si los adultos con trastornos alérgicos tienen un mayor riesgo cardiovascular.

El grupo de alérgicos incluyó a adultos con al menos un trastorno alérgico, incluyendo asma, alergia respiratoria, alergia digestiva, alergia cutánea y otras alergias.

En total, el estudio recogió datos de 34.417 adultos, más de la mitad de los cuales era mujer y tenía una edad media de 48,5 años. El grupo de alérgicos incluía 10.045 adultos. Los investigadores ajustaron la edad, el sexo, la raza, el tabaquismo, el consumo de alcohol y el índice de masa corporal. Además, también examinaron subgrupos estratificados por factores demográficos.

Los investigadores encontraron que un historial de trastornos alérgicos se asoció con un mayor riesgo de desarrollar presión arterial alta y enfermedad coronaria. En análisis posteriores, las personas con antecedentes de trastornos alérgicos entre los 18 y los 57 años tenían un mayor riesgo de presión arterial alta. Se observó un mayor riesgo de enfermedad coronaria en los participantes del estudio que tenían entre 39 y 57 años, hombres y negros/afroamericanos. El asma contribuyó más al riesgo de presión arterial alta y enfermedad coronaria.

“Se necesitan más estudios de cohortes grandes con un seguimiento a largo plazo para confirmar nuestros hallazgos”, reconoció el autor del estudio.