Quienes hacen solo dos comidas al día pierden más peso que las que comen mas de dos

images (7)Un estudio revela que hacer solo dos comidas fuertes ayuda a combatir los efectos de diabetes de tipo II y a perder más peso

Los nutricionistas suelen recomendar hacer cinco o seis comidas al día en tomas no muy abundantes y siempre siguiendo una dieta equilibrada.

Pero un equipo de investigadores del Instituto para la Medicina Experimental y Clínica de Praga ha descubierto que las personas que hacen solo dos comidas al día pierden más peso que las que hacen varias comidas repartidas en seis tomas.

Al menos este es el hallazgo que se ha producido en un grupo de 54 pacientes con diabetes de tipo II, o diabetes no insulino-dependiente. El estudio se ha realizado en dos grupos de 27 voluntarios con el objetivo de averiguar cuál de las dos dietas, la de dos o la de seis tomas, es más efectiva para combatir los efectos de esta enfermedad.

Y los resultados han sido sorprendentes. Después de 12 semanas de régimen, los resultados mostraron que la dieta de las dos tomas combatía mejor los efectos de la diabetes de tipo II. Y no solo eso: el grupo que hizo dos comidas perdió de media 1,4 kilogramos más que los que hicieron seis comidas, y su cintura se redujo 4 centímetros más que estos.

¿Útil para adelgazar?

Según ha explicado la directora de la investigación, la Doctora Hana Kahleova, los resultados de este estudio podrían aplicarse a las personas que quieran perder peso.

El Doctor Richard Elliott, director de Diabetes UK, se mostró más cauto en BBC: «Será necesario hacer estudios más amplios durante periodos de tiempo mayores antes de poder aplicar esas enseñanzas».

Y por último, recalcó que seguir una dieta sana y equilibrada, ser activo y mantener un peso saludable es «vital» para combatir la diabetes.

Diabetes de tipo II

Esta enfermedad aparece cuando el organismo no produce la suficiente insulina o bien cuando las células no son capaces de reaccionar ante ella, lo que provoca que los niveles de azúcar en sangre (glucemia) aumenten demasiado. Esta anomalía puede provocar fallos en el corazón, en los nervios, en los ojos o en el riñón.

La diabetes Tipo II es más frecuente en edades avanzadas, cuando existen antecedentes familiares con diabetes y en personas con obesidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.