Las primeras imágenes captadas por la sonda Messenger de la NASA, comenzaron a llegar a la tierra

_44362063_mercu4.jpgLas imágenes muestran nuevas áreas de la superficie del planeta que no habían sido tomadas por la sonda Mariner 10, que efectuó tres órbitas al astro entre 1974 y 1975.
Al igual que las anteriores tomas, las nuevas fotos del más pequeño de los planetas del sistema solar, muestran una superficie llena de cráteres.
En esta misión, la sonda espacial estadounidense recopilará más de 1.300 imágenes y otras observaciones durante el encuentro con Mercurio, información que es esperada con interés por parte de los científicos de la agencia espacial estadounidense, NASA.
Esta imagen fue tomada sólo 21 minutos después de la aproximación más cercana a Mercurio. Una cámara de ángulo limitado logró captar una enorme variedad de formas del planeta, incluidos cráteres de tan sólo 300 metros de longitud.
La NASA dice que estas fotos tan detalladas serán utilizadas por geólogos de todo planeta para estudiar los procesos que han dado lugar a las formas de Mercurio durante los pasados 4.000 millones de años.
La imagen muestra de manera parcial un impacto gigante, que se observa en la foto en la parte inferior derecha.
Esta imagen tomada por la cámara de ángulo limitado fue obtenida 37 minutos después de la aproximación más cercana a Mercurio.
Ella muestra un cráter nunca antes visto, con unos rayos brillantes, característicos del material que expulsa desde el centro del volcán.
La resolución de la imagen es de 360 metros por píxel y el ancho que refleja la imagen es de 370 kilómetros.
Esta información recopilada por la sonda Messenger muestran una secuencia de fotos que permitirá a los científicos construir un mosaico de alta resolución del cuarto nororiental de Mercurio, que no fue captado por la sonda Mariner 10.
El Messenger se encuentra en la mitad de un viaje de siete años por el sistema solar.
La sonda, la primera nave espacial que realiza una visita de exploración a Mercurio en más de 30 años, pasó por el planeta este lunes a una distancia de sólo 200kms de su superficie.
La última misión a Mercurio se llevó a cabo hace más de tres décadas y sólo inspeccionó la mitad de la superficie del planeta.
Messenger lleva instrumentos a bordo que permitirán hacer un plano del planeta a color que posibilitará un análisis de sus componentes.
Para efectuar estas mediciones hubo que proteger los instrumentos electrónicos y de observación mediante un escudo que les permita funcionar a «temperatura ambiente».
El astro se encuentra tan cerca del Sol que la variación de la temperatura entre día y noche en el ecuador es de unos 500 grados centígrados.
El lado del escudo protector de cara al sol registrará temperaturas mayores a los 300 grados centígrados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.