Las ventas de automóviles Toyota crecen en marzo a pesar del escándalo por sus problemas técnicos

La compañía sube casi un 50% en Japón y 41% en EE UU.

Mal comenzó el 2010 para la automovilística nipona Toyota, colmada de acusaciones por desperfectos técnicos en sus vehículos que pueden haber provocado, el año pasado, una treintena de muertes en EE UU. Pero ni las centenares de denuncias por fallos en los pedales de aceleración y freno, ni la comparecencia de su patrón Akio Toyota en el Congreso norteamericano, ni las críticas del Gobierno japonés han encallado sus resultados económicos: la compañía vendió en Japón un 50% más en marzo respecto al mismo periodo de 2009, hasta superar los 200.000 vehículos.

En EE UU, el gigante asiático aumentó sus ventas casi un 41% para el mes que acaba de vencer, recuperando la segunda posición en el mercado, detrás de General Motors, que registró una subida de 21% en su facturación en comparación con el mismo mes de 2009. Ford Motor Co se coloca en el tercer lugar, con una subida en las ventas de casi 40%.

El incremento en las ventas de Toyota también pudo verse influenciado por los descuentos sin precedentes que la empresa nipona lanzó el mes pasado para tratar de recuperar clientela, como el cero por ciento de interés en la financiación de los coches durante cinco años.

Este extraño comportamiento de los consumidores hacia una marca que tuvo que llamar a revisión hace casi dos meses a 8,7 millones de coches ha sido relativizado por algunos analistas. «El año pasado fue tan débil que la mayoría de las empresas registran actualmente buenos resultados», explica a AFP Tatsuya Mizuno, analista de Credit Advisory.

Hay otro factor, continúa Mizuno, en lo tocante al espectacular auge de ventas en Japón. La mayoría de los Toyota allí adquiridos son Prius, el icono híbrido de la multinacional (combina un motor de gasolina y otro motor eléctrico). Para comprar uno de estos coches existe en Japón una larga lista de espera y la mayoría adquirió su Prius antes de que trascendiesen todos los fallos.

A nivel global, casi todas las firmas de vehículos han tenido buenos resultados el pasado mes de febrero. Excepto Toyota, que, lastrada por las denuncias por supuesta negligencia, cayó un 9%. Aún así, el gigante japonés ya había crecido ese mismo mes en Japón por encima del 47%. En EE UU, el portal automovilístico Edmunds.com achaca su aumento en ventas tras los escándalos a «los generosos incentivos» y a «titulares [de prensa] más equilibrados».

En la misma línea se sitúan otras marcas. Según Edmunds.com, Ford crecerá en marzo en el mercado norteamericano un 49%, Nissan un 43% y Hyundai un 34%.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.