Esto es todo lo que necesitas saber para tener un perro equilibrado

Para los que nuestra mascota es parte de la familia, a menudo nos surge la duda sobre su bienestar psicológico. ¿Es mi perro un animal equilibrado? ¿Estaré realizando bien mi función como [email protected] y [email protected]? Si cumples los siguientes requisitos, no tengas dudas de que así será:

¿Por qué mi perro no está desequilibrado?

Lo primero que debemos tener en cuenta, es que ningún animal nace desequilibrado. Son las circunstancias y la experiencia lo que les puede llevar a ello. Los casos más comunes son los siguientes:

Una mala manipulación por parte de sus propietarios: hablamos de la socialización. Un animal que no hemos socializado correctamente, tendrá miedos e inseguridades que les llevará a vivir en situación de alerta continua.

Excesiva privacidad de libertad: los perros que viven encerrados en jaulas o amarrados con una cadena, sufren cuadros de ansiedad y estrés.

Descanso: Si el animal no dispone de un lugar debidamente habilitado para el descanso, no dormirá lo suficiente y esto le perjudicará física y mentalmente.

Alimentación inadecuada: Es importante suministrarle un pienso adecuado que le aporte de energía necesaria para su nivel de actividad.

Enfermedad o dolencia física: Cuando el estado físico de un animal se ve mermado, su estado de ánimo tenderá a decaer. Los animales no pueden explicarnos que les ocurre…por tanto debemos estar atentos a las señales que nos dan. ¿Cómo mantener su equilibrio?

Lo más importante y sin desmerecer al resto, son los paseos. ¿Por qué?:
el perro se socializa con otros animales, personas, objetos y ruidos.

Gasta la energía que ha acumulado durante el descanso.

Mejora su estado físico y por tanto mental.

Estimulación mental a través del olfateo que contribuye a su equilibrio emocional.

Asegurarnos que no sufra ninguna dolencia.

Proporcionarles una vida ordenada. Los perros son animales de rutina y nosotros no debemos rompérsela.

Ofrecerles un lugar de descanso apropiado.