Los chinches infestan hoteles de Francia

Los insectos podrían afectar los ingresos de París, una de las ciudades que más turismo recibe

La plaga de insectos que se convirtió en una pesadilla para millones de neoyorquinos ha encontrado su camino a París, esparciendo el miedo de un brote que podría convertirse en el último «asesina-turismo».

Las chinches, conocidas en francés como punaises de lit, eran una rareza en Francia hace tres años, mucho menos frecuentes en los hogares que los ratones o cucarachas y muy por debajo del radar de los funcionarios de salud pública. Ya no.

Pero el atractivo de Paris, que refrendó su liderazgo mundial con 14.8 millones de turistas el año pasado, dejó a los servicios de transporte ferroviario ingresos por 31 mil millones de dólares en 2008 y más de 6 mil 54 millones de dólares para la industria hotelera, de los cuales unos 3 mil 600 millones correspondieron a los hoteles de gran lujo, según la Oficina de Turismo de París.

«De hecho hay cada vez más en Francia, en París y en todas partes, en los vagones, en los restaurantes, sobre todo a partir del año 2000. Unos opinan que eso obedeció a un notable aumento de la densidad de población en las grandes aglomeraciones urbanas de Lyon, París, Marsella.», dijo a Excélsior desde los suburbios de París, Paulo Farmaena de la empresa ADN 3D.

Un empleado de la sección de salud pública del ayuntamiento de la ciudad de París, que pidió no ser identificado, dijo que más de 600 lugares de la ciudad han necesitado tratamiento para la infección de chinches en lo que va del año -un aumento considerable a partir de 2009.

Mientras la ciudad está combatiendo la magnitud del problema, rechazando el término «invasión», exterminadores dijeron que las chinches se estaban extendiendo rápidamente por toda la capital francesa y ya habían aparecido en otras partes del país.

«Digamos que se inició en 2007», dijo Reinaldo Boudet, propietario de la tienda de exterminio Aurouze en París. «En ese entonces teníamos diez solicitudes por año. Ahora son más de 100… Estamos recibiendo más y más pedidos para productos (de exterminio) procedentes de todo el país».

Impulsados por la euforia del futbol llegaron a París, los turistas menos bienvenidos de la Copa Mundial FIFA 1998. Cómodamente alojados dentro del equipaje de los visitantes, compartieron las mieles de la fiesta deportiva que dio fama al crack Zinédine Zidane, y desde entonces no han vuelto a sus países de origen.

Como casi nadie notó su presencia hasta que ya era demasiado tarde, estos diminutos seres encontraron su nuevo hogar en los hoteles de la Ciudad Luz, sin importarles si el alojamiento era de seis, cinco, cuatro o tres estrellas. Lo único que buscaban era una buena cama para fijar la residencia familiar y allí mismo esperar el alimento.

Evidentemente se trata de las chinches de cama, que encontraron en las grandes urbes francesas el medio propicio para reproducirse y convertirse en un dolor de cabeza, aunque también en una oportunidad de negocios para los especialistas en combatir pestes.

Viejo problema para NY

Pero eso no es todo. Ciudades importantes del Continente Americano comparten el mismo problema empezando por el puerto de Nueva York, el polo cultural del noreste de EU, que puso en máxima alerta a quienes pasaron noches, y amaneceres, de terror lo mismo en hoteles de lujo, que en el más humilde motel y en recintos de grandes aglomeraciones bajo techo.

Una de sus víctimas fue el programador y articulista Maciej Ceglowski quien creó una publicación especializada, como dijo, para encontrar una forma de vengarse de esos insectos de cama «luego de una traumática experiencia en un hotel de San Francisco».

La herramienta se llama The Bedbug Registry (Registro de Chinches), un sitio que recoge reportes de estos y otros no bienvenidos acompañantes como las cucarachas, informa que de los 20 mil reportes que ha recibido desde 2006, cuatro mil provienen de Nueva York, la Gran Manzana.

«La zona metropolitana de Nueva York tiene la peor infestación de Estados Unidos con más de cuatro mil reportes de insectos de cama», informahttp://bedbugregistry.com.

Los insectos llegan al hogar dentro de muebles recién adquiridos en tiendas de lujo, en el equipaje de los académicos o en las mochilas de los niños que regresan de sus campamentos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.