Los dos violinistas Españoles?

Oiga… ¿Usted de dónde es?…

¡Coño!… ¡pues, hostias, acaso no se me nota! ¡De Bilbao, joder!¿De dónde
si no?

Perdóneme usted. Pero, ¡qué casualidad!…. Yo soy de Santander…

¡Hostias, los dos del norte!…. ¿Y usted a qué se dedica?

¿Yo? Soy violinista.

¡Qué puñetera casualidad, yo también!

No puede ser… ¿También violinista? …

Pues yo toco el violín muy pero muy bien, se lo advierto… Como violinista, ¡yo
soy el mejor de España!

¿El mejor de España?… ¡Vamos, hombre, yo soy el mejor de Europa! ¡Mire si
yo toco bien, que cuando lo hago en la iglesia en Santander, y la Virgen de
Madera llora!

Pues pa’ violinista bueno yo, que el otro día toqué el violín en la
catedral de Bilbao, y de lo bien que lo hice, bajó Jesucristo de la cruz, me
dio un abrazo y me dijo: «Esto sí que es tocar y no lo que hace el desgraciado ese de Santander que hace llorar a mi madre…»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.