Los españoles no quieren comprar autos eléctricos

Iban a ser 2.000 autos eléctricos circulando por las carreteras de España antes de que acabase este 2010, según las previsiones del gobierno. De momento, se han vendido 16.

Los publicitados planes del gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero para cambiar el panorama automovilístico del país parecen estar lejos de tener éxito.

Sea porque todavía son demasiado caros, porque no hay suficiente confianza en la nueva tecnología o porque no existe la debida conciencia ecológica, parece que no termina de dar frutos la anunciada inversión de US$775 millones en el plan REVE (Regulación Eólica con Vehículos Eléctricos).

Las cifras de ventas reflejan que los españoles no se animan a cambiar sus vehículos a gasolina o diesel por los eléctricos.

Según la REVE, en 2010 se vendieron 15 unidades de carros eléctricos. El año anterior se vendió solo uno.

En el sitio internet de REVE se puede leer que la reina Sofía es la primera conductora de un modelo eléctrico de Peugeot. La esposa del monarca lo usa en sus vacaciones de verano en la isla de Mallorca.

Pero, pese a la publicidad, la multinacional francesa no ha vendido ni una sola unidad. Los 16 que han sido comprados por españoles son de la noruega Think.

«Las cifras son similares a lo que pasó en los inicios de las computadoras personales o de los teléfonos celulares», defienden desde REVE. «Los primeros modelos son caros y con pocas opciones, así que las ventas iniciales son bajas».

La Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones (ANFAC) registra entre enero y julio de este año una subida de matriculaciones de vehículos de pasajeros de un 26,8% respecto al año anterior.

Así, para uso privado, en España se matricularon 686.328 unidades, el 70% diesel.

La directiva de la ANFAC mostró su «enorme preocupación» por la caída de un 50% del mercado de coches particulares registrada en el mes de julio y las negras perspectivas para los próximos meses.

La organización teme que eso provoque «situaciones alarmantes» en el empleo, especialmente, en las redes de concesionarios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.