Los gigantes inversionistas Goldman Sachs y Morgan Stanley son ahora holdings bancarios y los protege la Fed

_45039054_080922_bancos_203b.jpg

Los últimos dos bancos de inversiones más grandes de Estados Unidos, Goldman Sachs y Morgan Stanley, han cambiado su estatus al de holding bancario, lo que les permite tomar depósitos de inversionistas y estar protegidos por la Reserva Federal (Fed) para sobrevivir a la actual tormenta financiera.
La Fed aprobó este domingo las solicitudes de Goldman Sachs y Morgan Stanley para convertirse en compañías bancarias matrices, colocándolas directamente bajo la supervisión regulatoria del banco central.
El cambio de estatus le da a Goldman Sachs y a Morgan Stanley un mayor acceso a los fondos de la Fed y les facilita la adquisición de bancos comerciales.
Y a fin de dar mayor liquidez a las compañías, la Fed acordó ofrecer crédito a las subsidiarias de corretaje de ambas con los mismos términos que la ventanilla de descuento de la Fed para los bancos y la Facilidad de Crédito para Operadores Primarios del banco central para banca de inversión.
El organismo monetario dijo que estaba poniendo a disposición los mismos acuerdos de colateral a la subsidiaria de corretaje de Merrill Lynch.
Corresponsales dicen que estos cambios marcan el fin del modelo bancario de inversiones de Wall Street tal como ha sido conocido por años.
Los bancos de inversiones demostraron ser particularmente vulnerables a la crisis financiera, con Lehman Brothers yéndose a la quiebra esta semana y con Merrill Lynch vendido a Bank of America.
Según el analista económico Oliver Wood, los inversores temían que los dos grandes bancos de inversión restantes no podrían sobrevivir en su forma actual.
Muchos habían especulado que ambas instituciones serían adquiridas por bancos comerciales, cuya habilidad para recibir depósitos les daría una fuente estable de fondos.
En cambio, los bancos solicitaron a la Fed cambiar su estatus.
Anteriormente, el gobierno de Estados Unidos había anunciado un paquete de rescate de US$700.000 millones para hacer frente a la peor crisis financiera en décadas.
Wood afirma que es el paquete constituye la acción más drástica que ha tomado el gobierno para intentar estabilizar los mercados financieros.
El Congreso está considerando el plan, elaborado por el secretario del Tesoro de Estados Unidos, Henry Paulson, que busca establecer un fondo para comprar gran parte de la deuda incobrable de los bancos e instituciones financieras.
Paulson pidió a otros países adoptar esquemas similares para recobrar la confianza en los mercados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.