Los hippies tuvieron mucho que ver en la formación de internet

1235107Internet fue primero un proyecto militar, pero fueron los hippies los que le dieron la naturaleza de acceso libre

Internet es la revolución tecnológica más decisiva de nuestro tiempo.

No necesitas permiso para navegar por ella, ni siquiera para crear una página web.

Y, cuando ya estás sumergido en la red, a los gobiernos les resulta difícil controlar o bloquear lo que estás haciendo.

Pero, a pesar de que se puede usar para espiar o censurar, su razón de ser es otra.

Nació para ser abierta.

Pero, ¿quién creó la red? ¿Y cómo lo hizo?

Los cerebros de la Guerra Fría

Hablamos de Internet y de la red como si fueran la misma cosa, pero realmente no lo son.

La red son los enlaces, la información y las páginas web que nos llegan y podemos consultar a través de una infraestructura, Internet.

Así que la red funciona de la manera que conocemos gracias al diseño original de Internet.

La idea nació durante la Guerra Fría, el periodo que inició en 1945, con el fin de la Segunda Guerra Mundial, y dividió el mundo en dos bloques.

Si bien estos enfrentamientos no llegaron a desencadenar otra guerra mundial, la entidad y la gravedad de los conflictos económicos, políticos e ideológicos, que se comprometieron, marcaron significativamente gran parte de la historia de la segunda mitad del siglo XX.

En ese contexto, y ante la amenaza de un holocausto nuclear, las dos superpotencias, Estados Unidos y la Unión Soviética, fueron preparándose y sofisticando sus estrategias.

EE.UU. creó en 1958 la Agencia de Proyectos de Investigación Avanzada (ARPA, por sus siglas en inglés), una división de investigación y desarrollo militar del Departamento de Defensa.

Su función era adelantarse al tiempo y crear algo verdaderamente revolucionario.

Sus expertos trabajaban en varias áreas, pero en el de las comunicaciones consiguieron desarrollar ARPA Net, una innovadora red de computadoras que serviría de medio de comunicación entre las diferentes instituciones académicas y estatales.

Sería la espina dorsal de Internet.

Para 1968 ya existía un plan aprobado para ponerla en marcha, y el primer mensaje se envió por esa red en el 29 de octubre de 1969.

En pocos años, este tipo de redes se multiplicaron en todo el mundo.

Así que los científicos de la computación Vint Cerf y Robert Kahn, quienes trabajaban en un conjunto de protocolos de comunicaciones para la red militar financiados por la ARPA (rebautizada como DARPA), establecieron las reglas según las cuales estas redes se comunicarían entre ellas.

Ese fue el principio del Internet global tal como lo conocemos hoy; no por nada se considera a ambos científicos «los padres de Internet».

El trabajo de Cerf y Khan se sustentó sobre una tecnología llamada conmutación de paquetes, un método de envío de datos en una red de computadoras.

En este procedimiento una pieza de información se divide en varias partes más pequeñas.

Estas se mandan a través de una red, a menudo en diferente orden y por distintos canales.

Y es en el terminal o computadora del receptor donde se vuelven a combinar las piezas en el orden original.

Por ello era el método ideal para que las computadoras conversaran entre ellas y compartieran una gran cantidad de datos de una forma muy rápida.

Así que tuvo consecuencias muy importantes para el día a día de los gobiernos y los individuos.

¿Pero pensaron sus creadores en lo difícil que este sistema sería de controlar?

«Mi motivación cuando trabajaba en el desarrollo de Internet fue precisamente crear un sistema que no tuviera un control central», recuerda Cerf.

«La investigación la financiaba el Departamento de Defensa de Estados Unidos y quería unos sistemas muy resistentes y confiables», explica.

«Y una forma de conseguir eso es que no haya un centro que pueda ser atacado», dice.

«Una de las consecuencias de esa arquitectura descentralizada es que el sistema es altamente resistente y, por lo tanto, es muy difícil que nadie pueda terminar con Internet», indica.