Los monos también se ríen, y se reían mucho antes de que aparecieran los primeros humanos

_44339040_orangutanfam.jpgSegún una nueva investigación, nuestros ancestros primates fueron los primeros que desarrollaron las expresiones faciales que forman la base de la risa.
En el estudio con orangutanes, científicos británicos y alemanes descubrieron que éstos cuentan con el sentido de empatía y mimetismo que provocan la risa.
Estos animales son capaces de copiar las expresiones faciales -como abrir una boca enorme- que hace alguien al reírse.
«Estudiamos las expresiones faciales de los orangutanes cuando estaban jugando» dijo la doctora Mariana Dávila-Ross, de la Universidad de Portsmouth, Inglaterra, una de las autoras del estudio.
«Nos interesaba saber si los orangutanes son capaces de copiar estas expresiones», dice la experta.
«Y descubrimos que no sólo está presente esta conducta de mimetismo, sino la velocidad con la que son capaces de copiarse unos a otros sugiere que estas expresiones son involuntarias».
Esto significa que la «risa» de los orangutanes es contagiosa, dice el estudio publicado en la revista especializada Letters of Biology, de la Real Sociedad británica.
Los científicos estudiaron la forma como 25 orangutanes de entre 2 y 12 años recogían y copiaban estas expresiones.
La investigación, llevada a cabo en cuatro centros de primates alrededor del mundo, encontró que cuando uno de los animales abría una enorme boca, su compañero llevaba a cabo la misma expresión medio segundo después.
Según la doctora Dávila-Ross, «creemos que estas expresiones son la base de la risa humana ya que ocurren cuando los animales están jugando o cuando alguien les hace cosquillas».
Además de la expresión facial -dice la investigadora- las cosquillas también provocan en los animales una vocalización muy similar a la que hacen los humanos al reírse.
Sabemos que en los seres humanos, la risa puede ser contagiosa, por ejemplo cuando involuntariamente nos reímos al ver a otro reír.
Los investigadores observaron que los orangutanes copian también las expresiones faciales de los otros y lo hacen muy rápidamente.
«Esto sugiere que esta conducta de mimetismo no es voluntaria -dice la especialista- o sea que entre los animales la risa también es contagiosa».
Según los investigadores, hasta ahora no había pruebas de que los animales pudieran llevar a cabo este tipo de respuesta de «contagio emocional».
Pero, ¿de qué se ríen los simios? Los humanos nos reímos cuando algo es gracioso, Se encontró que en los orangutanes ocurre algo muy similar.
«Los animales producen estas expresiones cuando están en una situación positiva, por ejemplo cuando están jugando, lo cual revela que el contexto social también es muy importante para ellos», dice Davila-Ross.
«Y vimos que estas conducta de mimetismo ocurre más a menudo entre orangutanes jóvenes y adolescentes que entre los infantes», agrega.
«Pero lo que es claro -dice la autora- es que los componentes de las emociones positivas y empatía que conducen a movimientos faciales involuntarios en el ser humano, se desarrollaron antes de que surgiera la especie humana».

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.