Los niños que no salen a jugar y se quedan adentro tienden a sufrir de miopía por falta de luz solar

La falta de acceso a la luz del sol ha contribuido a un significativo aumento de la miopía en niños de las ciudades del este de Asia.

Los científicos de la Universidad Nacional de Australia encontraron que hasta 90% de los escolares egresados en zonas urbanas son miopes.

Agregan que los niños de esas ciudades pasaron la mayor parte de su tiempo en casa, estudiando, viendo televisión y jugando en sus computadoras, en lugar de haber estado expuestos a la luz solar por lo menos tres horas diarias para estimular la producción de dopamina, una sustancia química que previene el desarrollo de la miopía en niños.

En los países africanos, sólo entre 2% y 3% de los niños sufren de miopía.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.