Los sellos postales tienden a desaparecer en el mundo

Los sellos de correos podrían tener los días contados en Suecia y Dinamarca. Los servicios postales de ambos países tienen previsto implantar antes de verano un nuevo sistema que permitirá a los ciudadanos obtener un código de envío mediante un mensaje telefónico de texto.

Esta será también una mala noticia para los coleccionistas de estampillas.

En un intento de hacerlo todo más simple, más cómodo y más directo, únicamente habrá que anotar en el sobre el código recibido en el teléfono celular.

Luego serán las máquinas de la central de correos las que interpretarán el código y permitirán que la carta llegue a su destino.

En abril

Dinamarca tiene previsto implantar este nuevo sistema el 1º de abril. Suecia, sin embargo, no tiene un plazo determinado aunque se trabaja para que todo esté listo antes del verano, según precisó a la prensa local Anders Asberg, jefe de márketing y desarrollo del servicio postal sueco.

Por el momento el sistema sin sello se aplicará solamente a los envíos de cartas y paquetes postales de hasta dos kilogramos de peso.

«El riesgo de falsificación de códigos no será mayor que con el sistema tradicional ya que ambos sistemas pasan por varios escáneres durante el proceso de envío», explicó Asberg.

Igualmente, confirmó que la introducción de este sistema no significará un aumento en el precio de los servicios postales.

Otros países podrían sumarse a esta iniciativa si tanto suecos como daneses le otorgan una buena acogida.

Suecia tiene el honor de ser el país de donde procede el sello postal más caro del mundo. Un coleccionista pagó US$2 millones en 1996 por hacerse con esta reliquia, cuyo valor reside en ser el único ejemplar Treskilling de color amarillo.

Este sello sueco, que data de 1857, fue fruto de un error ya que habitualmente es de color verde.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.