Marcel Schwantes asegura que estos ejercicios cambiaran tu vida en poco tiempo

nota-12883-31_maneras_de_mejorar_tu_vida_en_tan_solo_un_mesCada una de estas labores impacta en todas las esferas de tu vida. Algunas sólo te tomarán unos minutos, pero otras requerirán valor de tu parte.

Haz algo por otra persona

Haz un favor. No necesita ser el gran acto de solidaridad. Puede ser desde compartir algún conocimiento, contactos, servir como referencia, recomendar algo o regalarle una comida a un indigente.

Comparte anécdotas y momentos positivos con tus amigos y familiares

Compartir las cosas buenas es una gran forma de sentirte feliz, según diversos estudios. Comparte una comida: sé tú el anfitrión o invita, comparte tu experiencia o anécdotas y comparte tu tiempo con alegría, que es lo más valioso que tienes.

Deja de presionarte

La tendencia de trabajar de más, perder el balance y presionarte por lograr algo o todo, ahí está. Pero no es lo mejor para ti. Deja a tu perfeccionismo descansar, de esa forma comenzarás a apreciar y enfocarte en otras cosas que te traerán felicidad.

Ponte en los zapatos de otra persona

Sé empático. Trata de entender las circunstancias, las penas y frustraciones de otros. Eso te ayudará a obtener perspectiva y saber cómo y cuándo ayudar, lo que, en consecuencia, te llevará a la felicidad.

Descubre tu propósito

Recuérdate siempre que el propósito de tu vida no es trabajar 13 horas y media de vez en cuando, ocho de lunes a viernes durante 30 años y después retirarte cuando no puedes disfrutar más. Tu propósito es encontrar las cosas que te llenan y que te permiten dejar el mundo un poco mejor de lo que lo encontraste.

Deja de recibir la atención y dirígela a otros

Se siente bien tener la atención de todos, pero también es justo que otros reciban lo suyo. Cuando dejamos que otra persona sea vista, escuchada, respetada y considerada especial, la paz y la confianza que te da es demasiada.

Agradece

No importa si eres religioso o no. Sólo agradece por las cosas que tienes, porque en definitiva, tu situación pudo (o puede) ser menos linda.

Practica la paciencia

La paciencia es una virtud. Te ayuda a relajarte y a repensar cuando las cosas amenazan con salirse de control.

Discúlpate

Deja a un lado el ego y, si discutes con alguien, sé el primero en disculparte. Hacer eso tiene sus recompensas: la otra persona, se disculpará también eventualmente y quedarás en una mejor situación.

Di“no”

Vive una vida simple. Las personas felices no hacen más ni dicen ni gastan más de lo que pueden hacer. Viven de acuerdo con sus valores y metas y no tienen problema en decir “no”. Así que, si no te sirve, si tiene poco o nulo valor para ti y si no te hace una mejor persona, sólo di “no”.

Alégrate del éxito de los demás

Hay varias razones por las que esto es bueno para ti: alegrarte del éxito de los demás tiene un efecto positivo en tu persona, alegrarte por los otros les muestra que te importan y, además, te ayuda a construir relaciones personales más fuertes y positivas.

Enfócate

¿Qué hace que procrastines? ¿Qué hace que dejes de tener motivación por ciertas cosas? Tal vez justo eso, que no te estás enfocando en dar el primer paso. Así que no importa lo que hagas. Decídete a hacerlo y escoge terminar hoy. La satisfacción que obtendrás será algo para recordar.

Escucha a los más sabios

Seguro hay personas de quienes quieres aprender. Así que piensa en aquellas que tienen cierta influencia en ti y en tu vida y, si puedes, invítales un café, platica y aprende algo de ellas. No olvides mantener el contacto.

Escribe tres cosas por las que estés agradecido

Sí, tú puedes entrenar tu cerebro para ser optimista y para ver lo mucho que tienes y también lo mucho que puedes hacer. Una buena forma de comenzar es escribiendo diariamente tres cosas por las que estás agradecido. Ya verás los resultados.

También escribe una experiencia grata

Parece ser que, si escribes una experiencia positiva, tu cerebro puede revivir esa sensación que vivió. Lo que es mejor: le ayuda a crear patrones de comportamiento para vivir más experiencias similares.

Marcel Schwantes, coach de vida, conferencista, columnista y emprendedor.