Médicos usan por primera vez la edición genética para tratar el cáncer

La técnica ya se ha aplicado en tres pacientes.

Los investigadores usaron la técnica CRISPR para alterar genéticamente células del sistema inmunológico de los pacientes

Un equipo de médicos en Estados Unidos ha realizado el primer ensayo de una herramienta de edición genética para tratar el cáncer. Lograron obtener buenos resultados en tres pacientes hasta el momento, pero aún es demasiado pronto para conocer si este método mejorará sus probabilidades de supervivencia, informaron los responsables del proyecto.

Los investigadores usaron la técnica CRISPR para alterar genéticamente células del sistema inmunológico de los pacientes. Las codificaron para reconocer el cáncer y combatirlo, detallan los autores del estudio que publica la revista Nature.

“Es la ingeniería genética y celular más complicada que se ha intentado hasta ahora”, dijo a la agencia AP Edward Stadtmauer, de la Universidad de Pensilvania en Filadelfia y líder del proyecto. “Esta es la prueba de que podemos hacer la edición genética de estas células con seguridad”.

El innovador procedimiento ha tenido efectos secundarios mínimos y manejables.

Los médicos explican que la terapia elimina tres genes que pueden haber obstaculizado la capacidad de las células inmunes para atacar las neoplasias. También añadieron una nueva característica que impulsa esta tarea.

El trabajo detalla que luego de dos o tres meses de aplicado el tratamiento, el cáncer de un paciente continuó empeorando, mientras que el de otro se mantuvo estable. El plan es aplicar la terapia en 15 personas más antes de evaluar su seguridad y buen funcionamiento.

El doctor Aaron Gerds, especialista en cáncer de la Clínica Cleveland que no participó en el estudio, dijo que “es muy temprano, pero me siento increíblemente animado por los resultados”. Apuntó que algunas terapias celulares para cánceres sin tratamiento “han sido un gran éxito».

Los científicos usan la edición genética para cambiar permanentemente el ADN de las células para que estas ataquen las causas fundamentales de una enfermedad. El CRISPR es una herramienta que corta el ADN en un punto, lo que permite reprogramar las células de una manera específica.