Michael Jackson, el muerto más rico, el rey del pop es de acuerdo con la lista de la revista Forbes, la celebridad fallecida con mayor fortuna

En 2009 sus ingresos superaron a los de Lady Gaga

De acuerdo con la publicación, Michael Jackson produjo, el año pasado, US$275 millones.

Excluyendo de la lista a la presentadora de televisión estadounidense Oprah Winfrey, esa suma convierte a Jackson en la personalidad (viva o muerta) con la mayor fortuna.

«Tener a Jackson en la primera posición de nuestra lista de celebridades fallecidas que más ingresos generan no es una sorpresa debido al renovado interés en su figura», indicó Lacey Rose, columnista de Forbes.

Una opinión similar la dio, la presidenta de la Sociedad Colombiana de Economistas, Lilia Beatriz Sánchez:

«Estos ingresos millonarios de Michael Jackson responden a factores económicos, pero ante todo a factores emocionales. Existen miles de personas, en todo el mundo, que siguen y seguirán admirando su legado artístico. No me sorprende que sean US$275 millones. Es apenas lo normal por su trascendencia».

Elvis Presley ocupa la segunda plaza con US$60 millones.

Le sigue, con US$50 millones, el escritor sudafricano JRR Tolkien, autor de obras como «El señor de los anillos» y «El Hobbit».

La revista señala que el dibujante estadounidense Charles Schulz, creador de «Carlitos y su pandilla», registró un ingreso de US$33 millones.

El músico británico John Lennon se abre su propio espacio en la quinta posición con ingresos de US$17 millones.

Según estimaciones de Forbes, el cantante estadounidense ganó más que la suma de los ingresos registrados por las otras 12 celebridades muertas.

Pero ¿cómo es que personas muertas pueden seguir produciendo grandes sumas de dinero?

«Que la gente esté muerta o viva es lo secundario. Lo principal es que hay un reconocimiento mundial a la calidad de sus creaciones. La humanidad las disfruta y los dueños de los derechos de esas obras también», señaló Sánchez.

Las ventas de las producciones discográficas de Jackson y el dinero que genera que sus piezas sean emitidas en las estaciones de radio facturaron US$50 millones, según cálculos de Forbes.

Las ventas de juegos de computadora, de sus objetos personales y del relanzamiento de su autobiografía contabilizaron otros US$50 millones.

«This is it», la película que se hizo con los ensayos de Jackson de cara a la serie de conciertos que ofrecería en el O2 Arena de Londres poco antes de morir, le reportó US$60 millones a su patrimonio.

También se registraron ganancias por el lanzamiento de canciones inéditas así como también por la comercialización de su imagen en diferentes productos y juguetes.

Cuando el cantante murió a los 50 años, en junio de 2009, se estimó que su deuda ascendía a US$500 millones.

«Gracias a un lucrativo catálogo, un film taquillero y las ventas de un álbum, el fallecido rey del pop ganó más el año pasado que Lady Gaga, Madonna y Jay-Z junto», indicó Rose.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.