Microsoft presentó Office 365, una versión de su software para empresas, a la que se puede acceder desde varios dispositivos

Microsoft acaba de dar un paso hacia el frente en su batalla con Google para atraer clientes de negocios a su nueva generación de productos basados en la nube.

El gigante de software domina el mercado de programas de productividad con un 94% de participación, pero en la nube está enfrentando una creciente competencia por parte de Google.

Pero Microsoft espera trasladar su dominio a la web de la mano de su nuevo producto: Office 365. Éste traerá a la nube Office, SharePoint, Exchange y Lync para empresas e instituciones educativas.

Esto significa que en vez de pagar por software a instalarse en computadoras o en servidores corporativos, Microsoft alojará y distribuirá los programas desde sus gigantescos centros de datos.

El producto estará disponible en el 2011, aunque ya se puede acceder a la versión beta en 13 países del mundo, incluyendo a México, Estados Unidos y España.

La nube es la manera en la que se describe a todos los servicios informáticos que no se encuentran alojados en una computadora, de escritorio o una laptop, sino que «viven» en internet, en servidores alojados por el mundo.

Cada vez que usted ingresa a su correo electrónico en la web, por ejemplo, está entrando a la nube.

Al ofrecer Office como un servicio en línea, programas como Outlook Exchange, Word o Excel que son claves para empresas estarán disponibles a través de teléfonos inteligentes, tabletas y otros dispositivos en los que se puede acceder a internet.

«Somos el eje central en la adopción de servicios en la nube», aseguró Kurt DelBene, presidente de Office de Microsoft.

«Los clientes obtendrán lo mejor de nuestro conocimiento de productividad los 365 días del año», agregó.

Microsoft asegura tener cerca de 40 millones de clientes usando ya sus productos en la web, pero cree que con Office 365 llegará a más personas, particularmente pequeñas y medianas empresas.

«Este es un gran cambio para Microsoft», afirmó Ina Fried del sitio de noticias tecnológicas CNET.com.

«La mayoría de sus ganancias vienen de dos de sus productos: Windows y Office. Esto realmente cambia su modelo de ingresos y representa un gran cambio en la forma en la que venden las cosas».

«Sólo reciben pagos cuando la gente actualiza el producto, pero ahora con esta herramienta recibirán pagos en forma consistente», completó Fried.

La batalla por el software de oficina se ha intensificado en gran medida porque Google también ofrece una red de aplicaciones de productividad.

Aunque la mayoría de sus productos son gratuitos, los negocios pueden pagar por versiones Premium. Se cree que Google controla el 4% del mercado.

También Salesforce e IBM compiten en este mercado.

Microsoft comenzó a ofrecer sus productos en la nube, en gran medida como una respuesta a la tendencia iniciada por Google.

«Creemos que vamos a ganar al innovar más que nuestros competidores e incluso innovando más que nosotros mismos», dijo Chris Capossela, vicepresidente de Microsoft.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.