Nokia sigue de mal en peor, Standard & Poor’s (S&P) le rebajo la calificación

La agencia de calificación de riesgos Standard & Poor’s (S&P) rebajó su calificación debido al desplome de sus ventas de teléfonos

La agencia de calificación de riesgos Standard & Poor’s (S&P) rebajó la calificación del fabricante finlandés de teléfonos móviles Nokia por la caída de su margen de beneficios, debida principalmente al desplome de sus ventas de «smartphones» (dispositivos inteligentes).

Los analistas de S&P rebajaron un escalón la calificación crediticia de Nokia a largo plazo, desde «BBB» hasta «BBB-«, y recortaron su nota a corto plazo desde «A-2» a «A-3», dejando a la compañía finlandesa al borde del bono basura.

Además, mantuvieron la perspectiva negativa, lo que deja abierta la posibilidad de una nueva rebaja si Nokia no mejora sus márgenes de beneficios o si su efectivo neto cae hasta los 2 mil millones de euros, respecto a los 5 mil 600 millones que tenía a finales de 2011.

S&P cree que la alianza estratégica del gigante finlandés con Microsoft puede ayudarle a mejorar a medio plazo su posición en el competitivo mercado de los «smartphones», gracias al lanzamiento de nuevos móviles basados en el sistema operativo Windows Phone.

Sin embargo, no sabe hasta qué punto el aumento de los ingresos procedentes de los teléfonos Lumia de gama alta podrá compensar el rápido declive de las ventas de los «smartphones» basados en Symbian, su propio sistema operativo.

Según la consultora Strategy Analytics, Nokia tuvo en el último trimestre de 2011 una cuota de mercado del 12,6 % en el segmento de dispositivos inteligentes, aunque logró mantener su liderazgo mundial en el mercado global de móviles con una cuota del 25,5 %.

«Esperamos que la cuota de mercado de Nokia y el precio medio de sus teléfonos se estabilice en los niveles actuales gracias a la reciente introducción de sus nuevos dispositivos, pero creemos que el mercado global disminuirá anualmente entre un 5 % y un 10 % durante los próximos dos años», señaló S&P en un comunicado.

En 2011, el fabricante finlandés tuvo una pérdida neta de mil 164 millones de euros, frente a los  mil 850 millones de euros de beneficios que obtuvo el año anterior.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.