Notas curiosas y extrañas del 2011 en el mundo

El año que está por terminar dejó mucha información algunas fueron clasificadas de poco común y hasta graciosas

En 2011 salió a la luz una noticia que destacaba que las palomas mensajeras de Murcia en España serían sometidas a exámenes antidopaje, y para los dueños de estas la ley los multaría en caso de encontrarse restos de sustancias prohibidas en estas aves.

En otra nota un militar español que extravió su pasaporte en Marruecos, decidió comprarse un traje de neopreno, aletas y tubo de submarinismo y cruzar a nado la frontera. Fue interceptado y rescatado por la Guardia Civil.

Otra historia curiosa fue la del italiano que había sido alcanzado por una bala calibre .22 en el cráneo y que expulsó el proyectil de un estornudo ante el asombro de los médicos.

En Toledo, un conductor falsificó supuestamente un ticket de aparcamiento y lo dejó dentro de su vehículo. Cuando dos agentes de policía intentaban multarle, el individuo cogió el papel y se lo comió, para intentar eliminar las pruebas de su engaño.

Un par de ladrones utilizaba un método genuino para robar en los equipajes del bus del Aeropuerto de Girona: esconderse en la bodega dentro de una maleta. El sistema consistía en que uno compraba un ticket de autobús y llevaba una maleta grande con su compinche dentro que dejaba en el portaequipajes del vehículo. Una vez iniciaba el trayecto, el ladrón salía de su escondite y hurgaba en los equipajes para llevarse objetos de valor, que colocaba en una segunda maleta que llevaba consigo.

Sexo y otras curiosidades

Un francés fue condenado a pagarle a su mujer una indemnización de 10 mil euros (unos 14 mil dólares) al término de un proceso de divorcio por no haber mantenido relaciones sexuales con ella durante años.

Un periodista argentino de 40 años propuso a un tribunal mantener «una relación sexual con una mujer delante de los jueces para demostrar que no es impotente», como señaló su esposa al pedir la anulación del matrimonio por ese motivo.

Un anciano chino de 71 años bebe gasolina y queroseno desde hace 42 años, ya que, según él, son buenos para la tos y los dolores de garganta. El anciano, llamado Chen De y con una apariencia frágil, dice que cada mes bebe entre tres y cuatro litros de gasolina.

Un niño alemán de 11 años llamó a la policía para denunciar «trabajos forzados» después de que su madre le pidiera ayuda para limpiar la casa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.