Nuevo fármaco reduce el colesterol “malo” y eleva el “bueno”

El medicamento de Merck sería el primero con un efecto dual aunque no saldrá pronto al mercado para realizar más pruebas

Un fármaco experimental del laboratorio Merck elevó el colesterol positivo a niveles récord y redujo el dañino a proporciones sin precedente, en un estudio que asombró a los investigadores y renovó las esperanzas de encontrar un nuevo método para reducir los riesgos cardíacos.

“Estamos más entusiasmados que en varias décadas» sobre la posibilidad de un nuevo producto, dijo el director del estudio, Christopher Cannon, del Brigham and Women’s Hospital de Boston. «Esto podría ser el próximo gran avance».

El fármaco, anacetrapib, no saldrá pronto al mercado. Se necesitan más pruebas para comprobar si sus notables efectos sobre el colesterol llevarán a menos ataques cardíacos, apoplejías y muertes. Merck & Co. anunció un estudio sobre 30 mil  pacientes para responder esos interrogantes, que tomará varios años.

Pero la asombrosa magnitud de los efectos de la droga causó revuelo este s en la conferencia de la Asociación Cardiológica Estadunidense en Chicago, donde se presentaron los resultados.

«Los datos lucen espectaculares, más allá de toda expectativa», enfatizó el doctor Robert Eckel, cardiólogo de la Universidad de Colorado y ex presidente de la asociación. «Es como un cohete a Júpiter junto a otro a la Luna. Puedo pensar en muchos de mis pacientes que podrían tomar el remedio ahora mismo».

El doctor Luciano Rossetti, de Merck, asintió. «El beneficio potencial es enorme», dijo Rossetti, vicepresidente ejecutivo de estrategia científica global del laboratorio, con sede en Whitehouse Station, Nueva Jersey.

Durante años, los médicos se habían concentrado el reducir el colesterol «malo», LDL, para bajar los riesgos de problemas cardíacos. Las medicinas estatinas, como Lipitor, Zocor y genéricas, lo logran. Pero muchos consumidores de estatinas todavía padecen ataques cardíacos, de modo que los médicos han tratado de reducir el LDL a niveles muy bajos y de elevar el HDL, o colesterol «bueno».

El anacetrapib sería el primer fármaco con un efecto dual. La droga contribuye a mantener las partículas grasas adheridas al HDL, que lo transportan en el flujo sanguíneo hasta el hígado para su eliminación.

El estudio patrocinado por Merck fue puesto a prueba en  mil 623 sujetos que tomaban estatinas porque estaban en una situación de riesgo de ataque cardíaco superior al usual: la mitad ya había tenido uno y muchos otros tenían afecciones como diabetes.

Un LDL de 100 a 129 es considerado positivo para las personas saludables, pero los pacientes en las condiciones precedentes deben procurar estar por debajo de 100 —o aun de 70_, según las normas. Para el HDL, un nivel de 40 a 59 está bien, aunque más es mejor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.