Ojalá Octubre

untitled.bmpPor: Alberto Duque López

Ojalá Octubre, la más reciente novela del escritor español Juan Cruz, es una obra autobiográfica que parte del porqué de la felicidad para reconstruir la figura de un padre que, a pesar de las dificultades, siempre intentó ser feliz. La novela presenta una reflexión sobre conceptos como la melancolía, la vejez, el dolor, la muerte, el silencio, el tiempo y la memoria y, al mismo tiempo, constituye el homenaje de un hijo a un padre y de un adulto a su infancia.

La obra tiene como punto de partida la lectura de un libro de cartas de Truman Capote que hace Juan, el narrador de esta historia. Una frase escrita por el autor de A sangre fría – «Ojalá siempre fuera octubre» – lo llevará a escribir acerca de estas palabras y acerca de la felicidad. La primera imagen que le viene al recuerdo es la de su padre enfermo, entrando en silla de ruedas al hospital. La mirada de su padre se le quedó grabada y él intenta reconstruir su figura, su intento de perseguir el ojalá, su manera de buscar la felicidad. Pero no sólo rememora a su padre sino que el pensar en sus padres le ayuda a reconstruir su infancia en Tenerife y, en cierto modo, a reconstruirse a sí mismo. «Fue entonces cuando pensé en mi padre y el dolor es el olvido absoluto, ya no hay nada más. Escribo para entender esas miradas y el silencio. Escribo para ver un día esa mirada y lo que hubo antes». Además, reflexiona sobre la palabra ojalá y sobre la felicidad que está hecha de instantes que apenas percibimos y que, cuando somos conscientes de ellos, ya no podemos apresarlos.
Giuseppe Caputo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.