Pablo de León, el constructor de viviendas en la luna

Han pasado 37 años desde que el hombre visitó la luna por última vez. Y aunque un regreso al satélite terrestre no se espera hasta 2020, ya se está trabajando para que los astronautas tengan viviendas en la superficie lunar.

Esta responsabilidad ha recaído en Pablo de León, un ingeniero argentino que ganó un concurso de la agencia espacial de Estados Unidos (NASA) para construir viviendas en la luna.

De León, de 44 años, dirige el Laboratorio de Trajes Espaciales de la Universidad de Dakota del Norte en EE.UU. y también es investigador asociado en el Departamento de Estudios Espaciales de esta universidad.

Trabajó para la NASA en el diseño de trajes espaciales y fue designado para diseñar los vehículos que recorrerán la luna.

Y ahora va por más: viviendas lunares. La estructura pensada para que se pueda permanecer seis meses en la superficie de la luna consiste en un cilindro inflado de tres metros de diámetro por 10 metros de largo.

Dicha estructura se transportará plegada y tendrá un esqueleto mecánico. Esto «permitirá dividirlo en distintas secciones para diversas funciones y otorgar así privacidad a los astronautas», aseguró De León, según consignó el diario argentino Perfil.

De León dirigió el desarrollo del traje espacial NDX-1 para vuelos tripulados a Marte y ahora está desarrollando el NDX-2, un prototipo de traje de exploración para ser utilizado en la luna.

Aunque el laboratorio donde trabaja ya ha sido designado para varios proyectos de la NASA, para el ingeniero aeroespacial construir una vivienda para la luna se trata del proyecto más trascendente de su carrera.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.