Para muchas empresas en el mundo “Going Green” ha dejado de ser un slogan

gogreen.jpgPor: Kate Rankin
Se está convirtiendo en un imperativo estratégico y una demanda de comercialización. Cada vez en mayor medida, las compañías de tecnología de la información (IT) son escrutadas – y a veces, criticadas – por los volúmenes de energía que consumen. Esto se pone de manifiesto especialmente en el Reino Unido, país en el que las empresas se están esforzando por cumplir con las disposiciones implementadas por el gobierno británico para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero en un 20 por ciento hacia fines de la presente década. Esta problemática, de hecho está cobrando tanta fuerza que el gobierno del Reino Unido se está preparando para imponer sanciones a las empresas que registren emisiones (huellas) de carbono significativas. (Una huella de carbono representa la cantidad de dióxido de carbono que se le asigna a una compañía, basada en su consumo de energía.)
Sin embargo, la tendencia no se halla limitada al sector de IT y de las telecomunicaciones. La mayoría de las grandes y medianas empresas están procurando mecanismos para reducir el consumo de energía, que en definitiva podría disminuir sus costos operativos y contribuir a su capacidad para ser más competitivos. Asimismo están buscando proveedores que ofrezcan soluciones de consumo eficiente de energía, que los ayude a limitar este riesgo. Ser socialmente responsable con el medioambiente y trabajar con empresas que compartan esta visión y meta global también crea una conciencia comercial positiva, toda vez que las encuestas muestran un creciente porcentaje de consumidores que procuran realizar transacciones comerciales con empresas respetuosas del medioambiente.
Es muy probable que las empresas que sean negligentes en el tratamiento de la denominada cuestión “verde o ecológica” deban enfrentar situaciones de percepción del mercado que potencialmente podrían impactar negativamente en su desempeño financiero. Por ejemplo, Global Crossing continúa advirtiendo un incremento en el número de solicitudes de propuestas y cotizaciones de clientes potenciales, quienes solicitan les brindemos un detalle acerca de nuestros esfuerzos en esta área.
Claramente, la conservación de la energía se encuentra cada vez más íntimamente ligada con las actividades comerciales principales de la mayoría de las empresas. No sólo es prudente que las corporaciones implementen prácticas corporativas eficientes, sino que en el caso de Global Crossing es una consecuencia natural que siendo un proveedor en soluciones de telecomunicaciones ofrezcamos soluciones tecnológicas que permitan a las empresas ser eficientes en la administración de sus costos y también en el consumo de energía.
La Tecnología Verde
Con precios para el petróleo y los combustibles que recientemente han alcanzado picos históricos, con la economía de los Estados Unidos en medio de una gran incertidumbre, una presión en aumento para que las empresas adopten políticas ecológicas, y los recortes de las aerolíneas que convierten a los viajes de negocios en algo cada vez menos atractivo, muchas empresas están buscando la forma de disminuir sus costos en viajes, al mismo tiempo incrementando su productividad en la oficina.
Este perfecto escenario de tormenta está impulsando una demanda de “trabajo más inteligente”, que no sólo proviene de las salas de reuniones de directorio de las empresas. Da la sensación que cada faceta de la economía percibe esta urgencia y está buscando soluciones. De hecho, el Congreso de los Estados Unidos, aprobó una ley mediante la cual se le solicita al responsable de cada organismo federal que establezca políticas que les permita a los trabajadores calificados desempeñar su labor desde sus hogares (es decir la modalidad denominada teletrabajo).
Los Servicios de Protocolo de Internet (IP) Gerenciados y los servicios de Colaboración, por ejemplo permiten ahorrar grandes cantidades de combustible al sustituir los viajes -que implican un desplazamiento físico- por las comunicaciones de audio y de video.
Los servicios de videoconferencia, de teleconferencia de las Redes Privadas Virtuales basadas en IP (IP VPNs), al igual que otros avances tecnológicos están cambiando el modo en el que las empresas se relacionan, se comunican y crecen; reduciendo a la vez las huellas de carbono. El panorama económico y la manera propia en la que se desarrollan los negocios están forzando a muchas empresas a adoptar un estilo de vida más “móvil”, algo que Global Crossing facilita a través de sus servicios globales de red IP y de colaboración.
Los servicios de colaboración tales como las conferencias de audio y de video, por ejemplo, brindan varios beneficios, que van desde una mayor productividad e interacción a un mayor equilibrio entre el trabajo y la vida personal. La interacción social puede mejorarse interna y externamente a través de un intercambio de ideas instantáneo y colectivo. Además, los servicios de colaboración sirven como sustituto de los viajes, pues proporcionan un medio de presentación virtual que ayuda a acelerar los procesos de toma de decisiones, e incrementa el equilibrio entre trabajo y vida personal de los empleados.
Al utilizar las herramientas de colaboración como medio para reducir los viajes, se disminuyen las emisiones de dióxido de carbono y se alivian las congestiones de tránsito. Asimismo se reducen los gastos de viaje, tales como los pasajes aéreos, habitaciones de hotel, las comidas, viáticos, y el transporte terrestre. Adicionalmente, las herramientas de colaboración podrían reducir los costos asociados con el procesamiento de los informes de gastos, de la planificación de los viajes y demás diligencias.
Una investigación de la industria muestra que el uso de las herramientas de servicios de colaboración está en aumento.
Según lo expresado por Andrew W. Davis, fundador y socio senior de Wainhouse Research, “los productos y servicios de conferencia y de colaboración están teniendo una buena recepción tanto con grandes como con pequeñas empresas que desean reducir los viajes de larga distancia, implementar programas de teletrabajo, e interactuar con socios y clientes de un modo más eficiente, más respetuoso del medioambiente. Entre 2006 y 2007, el componente de la tasa de crecimiento anual del equipamiento de videoconferencia fue del 39 por ciento en rentabilidad y 30 por ciento en cuanto a las unidades. Claramente más clientes en todo el mundo están apreciando más el valor de los servicios de videoconferencia.”
De hecho, en un informe publicado en agosto de 2008 (“Pronóstico 2008 de los Mercados y Revisiones de los Proveedores para los CSP de Norteamérica: Evaluación del Mercado de los Proveedores de Servicios de Colaboración en los Estados Unidos y Canadá”), Wainhouse advirtió entre otros factores de influencia, tres impulsores principales para los servicios de colaboración en el 2008 y los años venideros: una mayor conciencia y más exigencias del gobierno para reducir el consumo de energía y las emisiones de carbono, un menor deseo generalizado de viajar por motivos de negocios, y la reducción del costo en los servicios de colaboración y de conferencia, haciéndolos más accesibles para que las empresas puedan proporcionárselos a todos sus empleados.
Claramente los precios de los combustibles se están convirtiendo en un factor disuasivo para viajar.
Muchos expertos de la industria petrolera están advirtiéndonos que los suministros de petróleo se ajustarán en el futuro, llevando los precios de la gasolina y de los combustibles de los aviones a precios que superarán los niveles actuales. El Organismo Internacional para la Energía advirtió en su “Informe sobre el Mercado Petrolero a Mediano Plazo” del mes de julio de 2007 (disponible en forma gratuita al público a partir de julio de 2008) que ‘a pesar de cuatro años de precios elevados del petróleo, [ellos prevén] una mayor contracción del mercado después del 2010.’ La Administración de Información de Energía de los Estados Unidos apoyó este punto en su “Análisis sobre la Energía a Corto Plazo” del mes de septiembre de 2008, advirtiendo que el precio del crudo llegará casi a duplicarse.
Claramente, esto tiene un profundo impacto en quienes viajan diariamente a sus lugares trabajo en los Estados Unidos, pues deben conducir 700 mil millones de millas anuales para llegar. Eso representa el 27 por ciento del millaje total que se conduce en dicho país.
Los sistemas de software que facilitan las telecomunicaciones, tales como los call centers distribuidos y el trabajo virtual en espera, pueden ayudar a las empresas a abordar el desafío que representan los mayores costos en viajes y el más elevado costo laboral, mediante la creación de un lugar de trabajo con empleados altamente distribuidos. Igualmente seguro, el acceso remoto a redes privadas virtuales IP, telefonía basada en IP, y tecnologías unificadas de comunicaciones pueden permitirles a los empleados comunicarse de manera transparente e ininterrumpida desde cualquier lugar.
Estos avanzados servicios de telecomunicaciones pueden reducir la necesidad de desplazarse hasta el lugar de trabajo e incluso los viajes de negocios. De acuerdo con lo publicado en un informe de junio de 2008 por Forrester Research, “Quienes trabajan desde sus hogares adquieren los servicios de telecomunicaciones como consumidores,” 9 por ciento de los norteamericanos trabaja desde su domicilio en forma regular — al menos una vez a la semana. En el cuarto trimestre de 2006, según Forrester, sólo en 2,7 por ciento de los norteamericanos trabajaba en su domicilio.
Todos estos estudios y estadísticas resaltan la importancia de este tema a nivel global. Sin embargo, la prueba de fuego consiste en saber si las soluciones tecnológicas están en verdad ayudando a resolver el problema.
Y la respuesta sencilla es que “sí.”
Un ejemplo de cómo los servicios IP de Global Crossing IP están ayudando a los clientes del Reino Unido a reducir su huella de carbono es el caso de Natural England, un organismo gubernamental que trabaja para preservar y mejorar el medioambiente.
En junio de 2008, Global Crossing anunció que estaba proveyéndole a Natural England los servicios de telefonía integral (end-to-end) a través de 44 sitios y 2.500 usuarios en el Reino Unido, en una iniciativa orientada a ayudar a que la organización cumpliese con su firme política de reducir su huella de carbono y de unificar sus diversos sistemas de telefonía en uno solo.
Global Crossing va a instalar una red privada virtual IP, que entre otros servicios brindará telefonía IP y videoconferencia, incluyendo además todos los equipos asociados con dichos servicios. Esto facilitará la migración de todos los equipos existentes de Natural England a una sola plataforma, y promoverá el uso de servicios de colaboración en los negocios de Natural England.
La consolidación habilitada por Global Crossing unificará los servicios de telefonía, dispersos en tres inmuebles distintos, creando una oportunidad para que Natural England tome la delantera en las cuestiones de medioambiente entre los organismos de gobierno. Asimismo demuestra cómo los servicios de comunicación de próxima generación pueden generar un ahorro en los costos y más importante aún, una reducción en las huellas o emisiones de carbono.
Al examinar cómo fusionar sus instalaciones de telefonía, Natural England llevó a cabo un pormenorizado análisis del mejor método para llevarlo a cabo, el mejor proveedor y los beneficios que podría generarle a la organización. Según Barney Smith, Responsable de Administración sobre Conocimiento y Servicios de Información, se estima que el costo de la instalación será de aproximadamente un millón de libras esterlinas (£1 millón), con un retorno potencial de £ 3,2 millones durante los próximos cinco años. La mayor parte de este retorno de la inversión provendrá de los menores costos en viajes. Por ejemplo, Natural England estima que el servicio de videoconferencia generará un ahorro cercano a los 20.000 días hombre y dos millones de millas en viajes de automóvil.
Prácticas Verdes
El compromiso de Global Crossing con las prácticas ambientales no se agota simplemente en ayudar a otras compañías en su transición hacia energías ecológicas. La propia compañía se está volcando cada vez más a las prácticas verdes día a día. Desde los Estados Unidos, el Reino Unido, América Latina y demás, se están promoviendo miles de actividades tendientes a la conservación de la energía y de las materias primas.
Por ejemplo, una de las iniciativas implementadas por Global Crossing, consiste en la instalación de interruptores VoIP en los sitios técnicos más importantes para reducir la energía de los data center en aproximadamente unos 2.000 Amperes (medida de corriente eléctrica) y para disminuir la energía eléctrica de CA (corriente alterna) entre un 40 y 50 por ciento. Con la reducción de la carga térmica, se reduce asimismo la energía que normalmente consumen estas instalaciones para su refrigeración mediante el aire acondicionado.
Seguimos también administrando el impacto ambiental de nuestros data centers dando soporte y desplegando tecnologías y estrategias de virtualización, que permitan un uso más eficiente y reduzcan nuestros recursos de electricidad en nuestros data centers.
Por ejemplo, Global Crossing ha reducido de manera activa las necesidades ambientales de su data center, tales como: energía, ubicación y enfriamiento, a través de soluciones de virtualización que nos han ayudado a consolidar más de 350 servidores físicos en 14 servidores físicos en nuestros principales data centers de Norteamérica. La tecnología de virtualización mejora la disponibilidad y reduce el riesgo de fallas. Esto se logra compartiendo en forma continua la carga de capacidad de las aplicaciones entre un número menor de servidores físicos, que se encuentran conectados a través de un software virtual. En este entorno virtual, si falla un servidor físico, en lugar de que la aplicación deje de estar disponible hasta su reparación, la capacidad de cualquier aplicación que se esté ejecutando en el mismo es desplazada en forma integrada y sin interrupciones hacia otro servidor físico en el entorno virtual del servidor.
Esto es sólo el comienzo. Existen planes en marcha para extender aún más el tratamiento de este tema. La presente estrategia y dirección de virtualización no sólo reduce el soporte y los costos operativos, sino que en general ayudan a disminuir la necesidad de contar con más inmuebles, y también más energía y enfriamiento. Asimismo nuestros esfuerzos globales se ven alineados con otras iniciativas verdes actualmente en marcha que se están dando en toda la industria de IT.
Además estamos utilizando más humidificadores ultrasónicos de aprovechamiento eficiente de la energía en nuestros data centers.
Nuestra organización IT continúa evaluando varias iniciativas a nivel mundial. Una de ellas, y con la que hemos estado comprometidos durante los últimos 12 meses, consiste en remplazar 1.800 monitores de tubos de rayos catódicos (TRC) por paneles planos energéticamente eficientes, lo que redundará en un ahorro de energía de aproximadamente entre un 60 y un 68 por ciento.
De igual modo nos encontramos en el proceso de implementación del Enterprise Virtual Arrays (EVA) –proceso de almacenamiento virtual para empresas-, y consolidando el almacenamiento en el mismo. EVA forma parte de un dinámico e inteligente sistema de administración de enfriamiento de la energía, que administra activamente el ambiente para proporcionar enfriamiento en aquellos lugares que así lo requieren, lo que redunda en un ahorro de costos. Actualmente la compañía ha reducido cuatro de los mayores sistemas de almacenamiento. Si bien esta iniciativa de ahorro energético aún se encuentra en su etapa inicial, la compañía ya ha notado un ahorro aproximado de 30% en sus costos de energía.
Global Crossing también se encuentra en proceso de reducir sus costos por viajes y disminuir el impacto de las emisiones nocivas de los viajes de negocios, a través de la implementación de herramientas Unificadas de Comunicación, tales como audio, video y datos compartidos. Actualmente casi el 30% de los empleados de la compañía utiliza el set de herramientas de colaboración de conferencia Unified Communications en forma semanal.
En otras áreas, imprimimos nuestras garantías de venta en papel reciclado, el que a su vez se produce utilizando electricidad proveniente de energía eólica.
El nuevo edificio que la compañía tiene en los Estados Unidos, con sede en Rochester, New York, ha incorporado numerosos sistemas y materiales diseñados para reducir el consumo de energía, tales como los sistemas de calefacción, ventilación y aire acondicionado con uso eficiente-racional de energía.
Global Crossing Reino Unido (GCUK), al igual que muchas otras empresas del Reino Unido está respondiendo a las firmes políticas del gobierno británico sobre conservación de la energía. Recientemente adoptó una política de responsabilidad social corporativa (RSC) que brinda un marco de gestión de nuestros procesos comerciales para que surtan un impacto positivo en toda la sociedad, incluyendo la preservación del medio ambiente. Se ha demostrado que es un catalizador para el cambio.
Más aún, GCUK procura calificar para las Normas ISO 14000, certificándose en Sistemas de Administración Ambiental. Estas normas, reconocidas internacionalmente, han evolucionado para abordar las cuestiones relativas al impacto que la industria tiene en el medioambiente.
Dentro de las actividades “verdes” a nivel local en el Reino Unido se encuentran los recipientes para reciclado de papel, como también reciclado y recuperación de materiales (que comprende incluso los equipos electrónicos que han sido descartados). Cuenta asimismo con un programa para compartir los viajes en automóvil en Basingstoke. Adicionalmente, somos socios fundadores de la Iniciativa de Tecnología Verde (GTI –por sus siglas en inglés), un consorcio conformado por varias organizaciones que operan en Gran Bretaña.
Varias de nuestras locaciones en América Latina cuentan también con programas respetuosos del medioambiente. En Buenos Aires, todos los meses y durante los últimos cinco años, los empleados han enviado algo así como 2.200 libras (1.000 kilos) de papel de todas nuestras oficinas en la ciudad a un hospital pediátrico, que lo vende a empresas que reciclan papel. El monto obtenido por esta venta ayuda a financiar la atención pre y post operatoria de los niños y el alojamiento para sus padres.
Todos nuestros esfuerzos se orientan a respaldar nuestra convicción de que los clientes se inclinarán por aquellos proveedores que, no sólo los ayuden a cumplir con la preservación del medioambiente, sino que además tengan su propia conciencia en este tema. Global Crossing considera que éste es uno de sus aspectos diferenciadores más valiosos.

Que significa ser “Verde”*
La firma de investigación y análisis competitivo Current Analysis nos brinda la siguiente visión sobre las prácticas corporativas que están utilizando algunas empresas de telecomunicaciones para abordar la cuestión “verde”:
Prácticas corporativas:
Inversión en equipos de uso racional-eficiente de la energía (servidores, PC, etc.).
Conservación (reducir uso del papel, adecuación de las instalaciones edilicias para un mejor aprovechamiento de la energía, etc.).
Reciclado (cartuchos de tinta, papel, plástico, latas de aluminio, etc.).
Administración responsable del ciclo de vida de los productos (eliminación de PC, equipos de IT, cartuchos de tinta, etc.).
Mayor uso del teletrabajo y de la teleconferencia para disminuir el uso del automóvil y de los viajes aéreos.
Compra de créditos de energías renovables (RECs-por su sigla en inglés): comprobantes que se usan para comprar energía que se ha producido a través de fuentes renovables.
*Current Analysis, “What it Means to be “Green”: Environmental Responsibility in the Telecom Industry,” J. Marcheck, March 2008

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.