Patentaron un reloj que marca la hora de la muerte del que lo use

Un «gadget» predice cuándo va a morir su propietario basándose en todo tipo de datos estadísticos personales

David Kendrick pensaba que mucha gente adopta hábitos sedentarios, con los que malgasta gran parte de su vida. Por eso, un buen día decidió inventar un reloj que marcase el tiempo de vida que le queda a su propietario y concienciar que el tiempo es demasiado valioso como para malgastarlo.

El resultado de esta idea, tal y como cuenta Álvaro Ibáñez en el blog «Microsiervos», fue un curioso artilugio con forma de reloj de pulsera, llamado «Life-expectancy Timepiece».

Este «gadget», que fue patentado por Kendrick en 1991, calcula el tiempo que le queda de vida a su propietario basándose en datos estadísticos globales como la edad que alcanzaron sus padres, el estado civil, su nivel económico o la cantidad de ejercicio que hace, si fuma, bebe y su propensión a contraer enfermedades.

Como para algunas personas llevar en la muñeca un aparato que señala una probable hora para su muerte puede resultar un poco estresante, el artilugio incluye un botón que permite detener su funcionamiento. No hará que su propietario se vuelva inmortal, pero al menos ralentizará la cuenta atrás mientras disfruta de la vida.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.