Pensar en Dios hace a la gente asumir más riesgos

descargaUn estudio realizado en la Universidad de Stanford (EEUU) ha comprobado que las personas que tienen presente a Dios tienden más a correr riesgos no morales que las que no se acuerdan de él.

Acordarse de Dios puede hacer que las personas sean más propensas a buscar y asumir riesgos, según un estudio publicado en la revista Psychological Science, de la Asociación para la Ciencia Psicológica estadounidense (APS, por sus siglas en inglés). Los hallazgos sugieren que las personas están dispuestas a asumir estos riesgos porque ven a Dios como fuente de seguridad contra posibles resultados negativos.

«Las referencias a Dios impregnan la vida cotidiana: en un día cualquiera es posible que vea la palabra Dios impresa en moneda estadounidense, conduzca tras un coche con una pegatina que hace referencia a Dios, o utilice una de las muchas expresiones coloquiales que incluyen la palabra. De hecho, la palabra Dios es uno de los sustantivos más comunes en el idioma inglés», afirma la investigadora principal Daniella Kupor, de la Escuela de Posgrado de Negocios de la Universidad de Stanford (California, EE.UU.), en la nota de prensa de la APS.

«El hecho de que los recordatorios de Dios sean tan ubicuos sugiere que este efecto puede afectar a un gran número de personas.»

Muchos estudios previos habían señalado que la religiosidad y la participación en actividades religiosas están asociadas con la disminución de la participación de la gente en conductas de riesgo como el abuso de sustancias y los juegos de azar, pero Kupor y sus colegas se dieron cuenta de que los riesgos examinados en estos estudios tendían a compartir un componente moral negativo.

Los investigadores enunciaron la hipótesis de que pensar en Dios puede tener un efecto diferente en relación a los riesgos que no tienen ninguna connotación moral, ya que las personas tienden a ver a Dios como fuente de protección y seguridad. Decidieron probar esta hipótesis con una serie de experimentos.

Encuesta en línea
En una encuesta en línea con cerca de 900 participantes, los investigadores encontraron que las personas a quienes se les recordó a Dios -ya fuera resolviendo anagramas que incluían palabras relacionadas con Dios o mediante la lectura de un párrafo acerca de Dios- estaban más dispuestos a participar en diversas conductas de riesgo que aquellos participantes a quienes no se les motivó para que pensaran en Dios.

En un estudio, por ejemplo, se les pidió a los participantes a elegir la versión del estudio que querían completar: Una versión sería darles un pequeño pago extra, a cambio de observar un «color muy brillante» que, se les dijo, podría dañar sus ojos, mientras que la otra versión implicaba la observación de un color más oscuro e inofensivo.

Los investigadores observaron que los participantes a quienes se les había recordado a Dios antes de hacer su elección eran más propensos a optar por la versión peligrosa del experimento (95,5%) que los otros (84,3%).