Pfizer confirma que su tableta contra el COVID-19 reduce las hospitalizaciones en casi 90%

Los participantes del estudio no estaban vacunados contra el virus y tenían un alto riesgo de desarrollar un caso grave de COVID-19.

La gigante farmacéutica estadounidense Pfizer confirmó el martes que su píldora contra el COVID-19 redujo las hospitalizaciones y muertes entre las personas en riesgo en casi un 90% cuando se toma en los primeros días después de que aparecen los síntomas, según se constató en ensayos clínicos.

Estos resultados se basan en todos los participantes en las pruebas -más de 2.200 personas- y confirman lo que se anunció a principios de noviembre a partir de conclusiones preliminares.

No se registraron muertes entre los que recibieron el tratamiento. Los participantes no estaban vacunados y tenían un alto riesgo de desarrollar un caso grave de COVID-19.

Pfizer también anunció que espera que su tratamiento antiviral, el cual se comercializará como Paxlovid, siga siendo eficaz contra la variante ómicron.

“Esto destaca el potencial de este (fármaco) candidato para salvar la vida de pacientes en todo el mundo”, expresó Albert Bourla, director ejecutivo de Pfizer, citado en un comunicado. “Variantes preocupantes como ómicron han exacerbado la necesidad de opciones de tratamiento accesibles para quienes contraen el virus”, agregó.

Los antivirales actúan disminuyendo la capacidad de un virus para replicarse, lo que ralentiza la enfermedad. Estos tratamientos representan un complemento clave de las vacunas para la protección contra el COVID-19, en particular porque son muy fáciles de administrar, pudiendo tomarse simplemente en casa por vía oral.

Pfizer también es fabricante de una de las vacunas contra el COVID-19 más utilizadas en el mundo.