Por lo menos cuatro millones de chinos tendrán que ser trasladados del área de la Represa de las Tres Gargantas, el mayor proyecto hidroeléctrico del mundo

_44174537_china6.jpgEl anuncio de la reubicación publicado en medios de prensa estatales de China se produce después de conocerse informes de que la represa podría causar deslizamientos de tierra, erosión y contaminación.
Desde hace mucho tiempo los críticos del proyecto han advertido que la presa -el mayor proyecto hidroeléctrico del mundo- podría generar un enorme daño ambiental.
Ahora, millones de personas deberán ser relocalizadas en la caótica ciudad de Chongqing, que se asienta en la parte sur del embalse.
El vicealcalde de la ciudad, Yu Yuanmu, dijo que el traslado era necesario para «proteger la ecología del área del embalse», cuyo entorno natural «es muy vulnerable».
El proyecto de la represa, cuyo costo total es de US$25,000 millones, tiene como objetivo ayudar a controlar el curso del poderoso río Yangtzé, y evitar las inundaciones que en el pasado cobraron cientos de miles de vidas y causaron millones de dólares de pérdidas.
Está previsto que el proyecto se complete a finales de 2008.
Hace dos semanas, el jefe de construcción de la represa, Wang Xiaofeng, dijo que los efectos ecológicos de la presa no podían ser ignorados.
Los problemas ambientales consisten en deslizamientos de tierra causados por la erosión en las empinadas montañas alrededor de la represa, conflictos por escasez de tierra, deterioro de la calidad del agua potable, y la contaminación que se filtra de los depósitos subterráneos de deshechos industriales.
Los deslizamientos de tierra que caen sobre el embalse, han producido enormes olas que han causado el deterioro de las costas de la presa.
Muchas de las personas que serán relocalizadas en Chongqin en los próximos 10 o 15 días, ya han sido trasladadas en otras ocasiones.
Algunos eran pescadores y agricultores que abandonaron sus antiquísimos pueblos antes de que fueran inundados por la presa, para establecer sus viviendas en lugares más altos.
«En el mejor de los casos, algunos que tenían algún dinero lo utilizaron todo para construir sus nuevas casas», dijo Grainne Ryder, del grupo canadiense de monitoreo, Probe International.
«Que les digan ahora que tienen que comenzar de nuevo, no sólo es trágico sino que de hecho puede provocar más protestas seguidas de más brutalidad estatal».
Ella señaló que intentos previos de relocalización de los campesinos a las ciudades han tenido también drásticas consecuencias.
«Ellos son ahora labriegos sin techo, a muchos no les dieron la tierra que les habían prometido, o la compensación que les ofrecieron, y en consecuencia ahora son indigentes», dijo Ryder.
Críticos de de la Represa de las Tres Gargantas, habían advertido sobre todos los problemas que ahora están saliendo a flote, dice el corresponsal de la BBC, Chris Xia.
Pero el proyecto contó con el respaldo de poderosas figuras políticas como el ex primer ministro, Li Peng, y el ex presidente, Jiang Zemin, y la oposición fue aplastada.
El reconocimiento oficial de los problemas, afirma Xia, parece ser un intento del actual liderazgo del país de distanciarse él mismo del tóxico legado de la represa.
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.