¿Por qué es bueno que tus hijos universitarios trabajen y estudien simultáneamente?

images (1)Comprender como padre o madre que las circunstancias a las que se enfrentarán tus hijos son mucho más complejas de las que tu enfrentaste, te ayudará a prepararlos en todos los sentidos. Reconocer que ellos se han convertido en hombres y mujeres capaces de realizar dos o más actividades a la vez —estudio y trabajo—, te permitirá ser un mejor padre, guía y maestro.

Por: Elizabeth González Torres

Estos son algunos  motivos por los que tus hijos universitarios deben esforzarse por estudiar y trabajar simultáneamente.

  1. Valorarán y aprovecharán sus horas de estudio

Si permites que tus hijos se enfrenten al desafío de trabajar y estudiar a la vez, es muy probable que se conviertan en mejores estudiantes. Invertirán cada tiempo libre que tengan en repasar las lecciones aprendidas en clase y aprovecharán al máximo sus horas de estudio. Sin duda, su esfuerzo será mayor y valorarán más el conocimiento que adquieran a lo largo de su carrera.

  1. Aprenderán el principio del trabajo

No hay ninguna otra forma de enseñar a tus hijos el valor del trabajo, más que impulsándolos a vivir dicho principio. El trabajar les ayudará a comprender el esfuerzo que tú como padre o madre has hecho por ellos. Puedes tener la seguridad de que a través del trabajo, tus hijos se volverán personas más autosuficientes económica y emocionalmente.

  1. Comprenderán mejor lo aprendido en clases

En caso de que tus hijos laboren en ámbitos relacionados con sus carreras, la práctica y el conocimiento adquiridos en dichos lugares les permitirán complementar muchas de las enseñanzas impartidas en la universidad. Junto con esto, seguramente la visión y entendimiento de sus profesiones se torne más clara y se sientan más seguros de la decisión que han tomado al respecto.

  1. Adquirirán más fácilmente cualidades y destrezas laborales

Trabajar previamente a egresar de la universidad les aportará significativas cualidades y destrezas laborales. Puedes estar seguro que aprenderán —si así lo desean— a trabajar en equipo, a comunicarse y expresarse correctamente como los profesionistas que serán; a ser responsables, comprometidos, puntuales, entre muchas otras cosas.

  1. Formarán una red de contactos laborales a temprana edad

A través de las personas con las que se relacionen en el ámbito laboral, tus hijos podrán formar una red de contactos que les permita —cuando finalicen sus estudios— tener acceso a mejores oportunidades de trabajo.

  1. Perderán el miedo a trabajar

Entre más jóvenes ingresen tus hijos al mundo laboral, será menor su miedo a equivocarse y a no poder cumplir con sus asignaciones.

  1. Se volverán profesionistas más seguros

Ciertamente, la práctica, el tiempo y la experiencia les permitirán —una vez que concluyan su carrera— ser profesionistas seguros de sí mismos y de sus conocimientos.

  1. Al concluir sus estudios ya estarán inmersos en el mundo laboral

La principal razón por la que es importante que tus hijos combinen el trabajo y el estudio, es porque sólo así podrán adquirir la experiencia solicitada en la mayoría de los centros laborales. forjar su propia fuente de ingresos mediante el establecimiento de un negocio.

Finalmente, recuerda que el sacrificio que tus hijos realicen al trabajar y estudiar al mismo tiempo, se verá recompensado con una vida profesional mucho más propensa al éxito, satisfacción y felicidad.