¿Por qué la vejez está asociada equivocadamente con la falta de sexo?

images (4)¿Por qué la vejez en varias culturas en general está asociada con la falta de sexo?  Muchas personas asumen que  la tercera edad es una época en la que la sensualidad y erotismo ya no tiene lugar en la vida de las persona.

Por: Helena Lebrija, Psicológica   

El mito existe y la mayoría cree que el deseo y el interés sexual disminuyen con el tiempo.  Es importante recalcar que si cambia la sexualidad pero no se desinhibe el deseo. Más del 50% de las personas de entre 65 y 74 años de edad todavía son sexualmente activas, al igual que el 25% de entre 75 y 85 años (Berman, 2008). “Sexualmente activos” es definido como la participación en coito vagina, sexo oral o masturbación por lo menos una vez al mes.

El ser adulto mayor no es sinónimo de soledad y depresión. Muchos tienen  pareja de años o incluso pueden desarrollar nuevas relaciones. En la mayoría de las parejas heterosexuales el hombre muere primero. Hay más de 4 viudas por cada viudo. Las personas viudas por lo general no tienen la sensación de haber fracasado en su matrimonio. Varias personas cuyos cónyuges han muerto vuelven a tener pareja o se vuelven a casar: cerca de la mitad de los viudos y una cuarta parte de las viudas. (U.S. Bureau of the Census, 2013).

La sexualidad, el compromiso y la compañía son elementos fundamentales en la pareja La esencia de la intimidad sexual no radica en dominar específicas habilidades sexuales, sino en la habilidad de permitirse a uno mismo conocer y dejarse conocer a profundidad por su pareja. El erotismo adulto es una mayor maduración emocional, más que una mera  respuesta fisiológica.

Para todas las personas que quieran empezar a descubrir  y entender muchos factores y ventajas importantes de la sexualidad en la tercera edad, les compartimos lo siguiente:

Mayor libertad

Como consecuencia de la menopausia femenina, la pareja ya no tiene por qué preocuparse de un embarazo o de interrumpir la actividad sexual en los días fértiles, para ponerse un condón, eyacular afuera o simplemente estar al pendiente de tomarse diario una pastilla. Así mismo debido a que ya no existe periodo menstrual ambos pueden sentirse con mayor espontaneidad de tener relaciones cuando quieran.

Tiempo de conocerse: ¡Hijos, trabajo, rutina! Una de las grandes ventajas de la tercera edad es que el tiempo libre aumenta dando mayor posibilidad de unirse como pareja y seguirse conociendo.

Pretextos infinitos como (“Me duele la cabeza, tengo mucho trabajo, estoy cansado, los hijos nos escucharan”) han terminado. Ahora es cuando el tiempo  y la privacidad sobran. Ambos pueden disponer de esto para compartir momentos, hablar,  decir lo que los excita, entenderse y probar escenarios nuevos.

Estilo de vida saludable

Definitivamente el factor más crucial que influye en la actividad sexual en la vejez es la salud. La mala salud y las enfermedades tienen un impacto en el deseo sexual y la disfunción eréctil. Así mismo el ejercicio físico regular, una dieta, peso saludable y abstenerse de consumir alcohol o ingerirlo moderadamente ayuda a mantener una respuesta sexual favorable. (Harvard Health Publications, 2013).

Es por eso que el optar por una cultura de prevención primaria ayudará a todos poder tener una mejor calidad de vida física, emocional y sexual en el futuro.

Nuevas técnicas

Sin duda los cambios físicos son evidentes en la vejez ya que en momentos puede existir menos energía y disfunciones sexuales. Es común que la mujer tenga mayor problema para lubricarse y el hombre puede tener momentos de dificultad en la erección.  Recurrir a comprar un lubricante, al sexo oral, ver material sexual explícito, las fantasías, la estimulación manual y el uso de vibradores son alternativas para integrar en las nuevas experiencias eróticas.

Preámbulo sexual

¡Durante muchos años tu sexualidad se basó en el coito! Ahora es momento de volver a encontrarse a través de las caricias y los besos. Volver a sentir a tu pareja en un largo y profundo abrazo. Darse cuenta que el camino de la sexualidad es un sinfín de posibilidades y solamente está en uno encontrar su limitante.

Necesidad de afecto

El nido vacío puede ser una experiencia dolorosa para muchos padres ya que por muchos años encontraron su identidad educando y cuidando a los hijos. La realidad es que en la tercera edad la pareja puede llegar a sentirse sola y menos frecuentada por sus hijos o nietos. Esto lleva al hombre o la mujer a mostrar una gran necesidad de afecto y de cariño, lo que puede ser un momento de compartir y acercarse con la pareja.

Cambios físicos

El envejecimiento puede generar dolor articular, reumatismo y artritis, lo que llega a provocar dolor al hacer el amor en terminadas posturas. ¡Dense un baño caliente y mantengan una temperatura agradable en el dormitorio!

Evita las posturas molestas para las articulaciones y recuerda en todo momento sentirte cómoda para poder hablar si algo te está incomodando o generando dolor.

Experiencias

La suma de tiempo y experiencias juntos han llevado a conocerse mutuamente a nivel físico y emocional logrando una  mejor conexión sexual en la pareja. ¡Ustedes son los expertos!

No a los prejuicios

Con el transcurso del tiempo uno se vuelve “más conservador” y juzga ciertas prácticas sexuales consideradas “fuera de edad”. Lo más importante es conectarte con tus emociones y deseos para hablar con claridad. Los hombres necesitan mensajes directos, claros, sencillos y sin rodeos. La mujer necesita mucha contención emocional.

Vuelve a mirar a tu pareja

Es común que dentro de las relaciones de parejas largas y duraderas exista un cierto tipo de egoísmo de hacer lo que uno quiere y olvidarse mutuamente. Es momento de preguntarse de nuevo ¿qué quieren? Escucha de nuevo sus deseos emocionales y sexuales para lograr unirse otra vez en la tercera edad. Sentirse importantes y darse cuenta del porque hace mucho tiempo se escogieron con pareja.

odontologa2-5