Praga, la perla de las cien torres

La capital de la República Checa se muestra elegante, cargada de historia, arte y bellezas naturales que se mezclan de manera armoniosa

Praga, capital de la República Checa, llamada la Perla de las Cien Torres, es famosa porque en ella se cuenta la historia de 11 siglos a través de sus estilos arquitectónicos perfectamente conservados; los cuales albergan monumentos históricos, museos, librerías, teatros, clubes de música entre otros atractivos turísticos.

De los sitios imperdibles destaca el castillo más grande del mundo: el Pražský hrad, inscrito en el libro de récords Guinness. Es el monumento histórico checo más visitado, sede del rey y actualmente del presidente.

Al pie del Castillo de Praga se encuentra el barrio de Malá Strana, caracterizado por sus callejuelas tortuosas y escalinatas, repleto de monumentos eclesiásticos, palacios nobiliarios y refinados jardines.

Con diez metros de ancho y 516 de largo, otro de los atractivos es el Puente de Carlos, el cual se sostiene en 16 arcos. Cuenta con 30 estatuas barrocas, que datan del siglo XVIII y representan principalmente a personajes históricos y bíblicos.

La mayoría de los barrios de la urbe continúan manteniendo su encanto histórico, como la Ciudad Vieja, con su extensa plaza protagonizada por su bello reloj astronómico del siglo XV, el cual marca cuatro horarios distintos: el centroeuropeo, el antiguo checo, el babilónico y el astral.

Una visita al pintoresco barrio de Hradcany tampoco puede faltar en el itinerario, con sus bellos jardines en las terrazas que rodean el castillo de Praga y que ofrecen vistas espectaculares de la ciudad.

En Praga, de día reviven sus leyendas históricas, y por la noche se le observa transformada en una moderna y activa metrópoli.

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.