¿Realmente puede verse desde el espacio la Gran Muralla china?-¿Cómo se repara un socavón?- ¿Por qué vemos mejor si entrecerramos los ojos?- ¿Por qué sabe mejor el té preparado con agua fresca?-

140513073330_focus_muralla_464x261_thinkstock Revista: Focus 

¿Realmente puede verse desde el espacio la Gran Muralla china?

No. Incluso desde una órbita terrestre baja la Gran Muralla china es muy difícil de distinguir a simple vista. Es una línea muy delgada, casi del mismo color que el paisaje.

Sin embargo, muchas otras cosas son visibles, incluidas ciudades, aeropuertos y represas.

Pero ninguna estructura hecha por el hombre es visible desde la Luna.

140513072449_focus_socavones_464x261_afp¿Cómo se repara un socavón?

Los socavones se forman en áreas de piedra caliza donde el lecho de roca se ha erosionado como consecuencia de las corrientes subterráneas, creando un «techo» delgado que eventualmente colapsa.

Los socavones pequeños se pueden reparar excavando hasta alcanzar el lecho sólido y llenando el hueco con concreto.

Pero el concreto crea un tapón impermeable que desvía el agua bajo la tierra alrededor de sí mismo, lo cual puede, en efecto, acelerar la erosión.

Para socavones más grandes, es mejor llenar el vacío con rocas y peñascos que dejen espacio para el drenaje, seguidos de capas de grava y arena.

140513073105_focus_squinting_304x171_thinkstock¿Por qué vemos mejor si entrecerramos los ojos?

En la acción de entrecerrar los ojos, los músculos de las mejillas y las cejas permiten bloquear parte de la luz, de modo que la imagen se vea más oscura, pero lo que queda de luz entra por los ángulos más llanos.

El ojo no necesita «doblar» estos rayos tanto para llevarlos al lugar en la retina, así que la imagen queda enfocada.

Usted puede explotar este efecto para hacerse un par de anteojos de lectura si abre unos pequeños agujeros en un pedazo de cartón y mira a través de ellos.

140513072745_focus_te_304x304_thinkstock_nocredit¿Por qué sabe mejor el té preparado con agua fresca?

Las instrucciones de las bolsas de té con frecuencia indican que deben prepararse con «agua fresca hervida», y una marca famosa hace la siguiente recomendación: «Use agua fresca del chorro: contiene más oxígeno, lo cual produce un mejor sabor».

Aún más, el experto en té Simón Hill, que trabaja con la firma inglesa Taylors of Harrogate, asegura que si se usa agua hervida dos veces, «el sabor es más simple, el color es más pálido y menos reflectante».

Uno podría asumir que se han hecho experimentos para llegar a esta conclusión, como degustaciones a ciegas en las que se comparen tazas de té hechas con agua fresca a otras con agua hervida 10 veces. Pero tales experimentos nunca han sido publicados.

Sin embargo, quizás el agua fresca hervida sí hace diferencia. Por ejemplo, la suciedad o el depósito de calcio en la tetera podrían afectar el sabor después de varias hervidas.

¿Qué hay de la teoría del oxígeno? ¿Podría ser verdad? No. Si usted calienta agua en una olla verá que mucho antes de que hierva comienzan a salir unas burbujas. Son gases disueltos que salen de una solución. Esto significa que la mayoría del oxígeno se ha agotado mucho antes del punto de ebullición, dejándonos con agua sin aire. Así que volverla a hervir no hace diferencia: el oxígeno ya se ha escapado de todas maneras.

Con todo, gracias a este mito, algunos botan el agua que queda en la tetera y comienzan de nuevo. Algunos incluso creen que si hierve el agua y la dejan ahí por unos minutos, deben desecharla y comenzar otra vez. ¡Qué desperdicio de energía!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.