Reconcíliate con la vida, cuida y protege el agua

descarga (2)Con mensajes que generan conciencia e interés y la visibilización de los espacios del agua se busca la protección y cuidado del recurso hídrico.

Por Marisol Ortega Guerrero

Una cruzada para transformar la conciencia y la sensibilidad frente al agua se adelanta en todo el mundo. Los estudios científicos acompañan esta tarea, cuya meta es ‘Reconcíliate con la vida’, precisamente porque el agua es un recurso natural esencial para la vida misma, no solo de cada uno de los individuos.

La labor busca hacer entender que esas dos moléculas de hidrógeno y una de oxígeno son determinantes y que pese a la existencia de cinco océanos, de mares, de ríos, de cascadas y de una infinidad de fuentes, el recurso se puede agotar.

Octavio Alberto Rodríguez, experto de Conservación Internacional, destaca lo fundamental de este llamado a la ciudadanía, a los gobiernos, a las instituciones, a la academia, no solo para “que empiece a adaptarse al cambio climático, un fenómeno que está en un proceso cíclico, sino que en el caso del agua es determinante su cuidado, teniendo en cuenta que el agua es vida. Somos parte de ese recurso, el 80% de nosotros es agua, y es un servicio ecosistémico, el 70 por ciento del planeta es agua. No deberíamos llamarnos planeta Tierra, sino planeta Agua”.

Diariamente, por ejemplo, una persona pierde dos litros de agua al cumplir funciones como respirar, al sudar, al ir al baño, y a través de ellos también logra eliminar toxinas de su cuerpo, pero estos deben recuperarse para que no haya deshidratación y otros problemas en su salud.

Vale recordar el trabajo de la  experta en nutrición de la Escuela de Salud Pública de Berlín, Rebecca Muckelbauer, quien hizo una revisión de diferentes estudios sobre el tema y encontró en ellos que beber agua ayuda a bajar de peso. Eso sin contar otras investigaciones que relacionan su consumo con una piel lozana.

Lo que genera la cruzada

En el caso de Colombia, según Octavio Alberto  Rodríguez, experto de Conservación Internacional, “hace 20 años pudo ser el primer país en recurso hídrico, pero hoy en día estamos como en el puesto 10, entre otras cosas por el mal manejo de las microcuencas, de las cuencas, de los pequeños arroyos, de los nacimientos, de los páramos; por la eliminación de los casquetes que hay en las zonas nevadas, y por el desperdicio en general. Esto ha influido mucho en que el concepto de abundancia no sea tal”.

Las acciones no dan espera. “En el caso de Conservación Internacional, esa gestión inicia con la recuperación integral de los espacios del agua, como pequeñas quebradas en Bogotá, porque la gente piensa que son quebraditas para echar la basura y no es así. Hay que cambiar la visión. Hace 5 años comenzamos a realizar trabajos de recuperación de esos cuerpos de agua, porque al disminuir sus cargas de contaminantes, al cambiar el paisaje, ahí ya estamos contribuyendo en el cuidado del agua”, explica el experto Octavio Alberto Rodríguez.

Para José Gregorio Hernández Galindo, rector de la Universidad del Sinú, sede Bogotá, “estamos convencidos de la importancia que tiene no solo la acción gubernamental sino la acción de los particulares en lo relacionado con la conservación de la tierra y particularmente en la  preservación, conservación y defensa del agua, que no es solo un recurso natural sino que es un elemento esencial para la vida”.

Sus palabras, pronunciadas en el marco de la inauguración del Foro por el Agua, ‘Reconcíliate con la vida’, en el que Unisinú oficio como anfitriona, sirvieron de preámbulo para la presentación de diferentes experiencias y testimonios.

El programa en Comunicación Social de la Universidad Cooperativa de Colombia, por ejemplo, presentó la novela ‘Apocalipsis de un mundo sin agua’, propuesta académica que conjuga la creatividad que encierra la literatura y la realidad que describe el periodismo, con el fin de que “entre todos cuidemos el recurso hídrico y dejemos a las nuevas generaciones un  mundo más sano”, como explicaron Nathan Felipe Mejía y Andrés Felipe Merlo, los dos delegados del grupo de 18 estudiantes autores de esta obra que se acompaña de un reportaje “en el que contamos la realidad del agua en Colombia e incluimos unos consejos básicos para su cuidado” (http://www.ucc.edu.co/bogota/Documents/novela_un_mundo_sin_agua.pdf).

Otra experiencia es la de la Fundación Humedales Bogotá, que desde el 2011 comenzó con un análisis sobre la situación de estos espacios, sus problemáticas y soluciones, y de ahí nació el portal Web www.humedalesbogota.com que informa continuamente sobre el tema, y que recibió el premio Colombia en Línea como mejor sitio Web de investigación en Colombia, de la Cámara Colombiana de Informática y Telecomunicaciones (CCIT), el Programa Gobierno en línea del Ministerio TIC y la Casa Editorial El Tiempo.

En el tema de las quebradas de Usaquén, se tomaron nueve, y luego del diagnóstico se priorizaron tres. Ellas son Aguas Calientes, Moraci y Puentepiedra. “En Moraci, hicimos mantenimiento y estamos logrando resultados maravillosos”, dijo Raúl Mondragón, uno de los líderes.